REAL MADRID - VALENCIA

Oficial: Gayà renueva hasta 2020

El club de Mestalla ha anunciado la renovación del lateral de Pedreguer hasta 2020. Su cláusula de rescisión asciende a 50 millones de euros
Atlético Madrid-Valencia en directo: LaLiga en vivo

0

José Luis Gayà seguirá en el Valencia hasta 2020. El club de Mestalla ha jugado con los tiempos en la negociación para que ésta llegase a su punto y final horas antes de que el equipo viaje a Madrid para jugar mañana en el Santiago Bernabéu. Gayà se estrenará en el recinto del Real Madrid, club que le quería incorporar a sus filas, con un nuevo contrato bajo el brazo. Gayà ha firmado esta mañana en las oficinas blanquinegras hasta 2020 y su cláusula de rescisión asciende a 50 millones de euros.

Se cierra así un culebrón con final feliz para la parroquia blanquinegra, que ve como Amadeo Salvo y Rufete renuevan a su perla y, de paso, lo hacen horas antes de jugar en el Santiago Bernabéu, puesta en escena que se entiende como un golpe de efecto. El Valencia ha hecho oficial la renovación del lateral con una imagen en su página web del futbolista con el lema “Está sí es mi camiseta, esté es mi escudo” y el hashtag ‘GAYÀ2020’.

Amadeo Salvo ha cumplido con el cometido que le encomendó Peter Lim de zanjar la renovación de Gayà cuanto antes y Francisco Joaquín Rufete ha llevado la negociación a los términos que quería el Valencia. Se fija la cláusula de rescisión que entiende el club de Mestalla que debe tener el futbolista y con los 50 millones de euros, el Valencia tiene la sartén por el mango de cara a futuros intereses de terceros. Precisamente por la cláusula de 18 millones que tenía hasta la fecha, en los últimos meses varios clubes como el Real Madrid y el Manchester City andaban al acecho de Gayà.

En las últimas horas se habían intensificado los contactos entre el Valencia y Toldrá Consulting para sellar el acuerdo alcanzado verbalmente antes de que el futbolista pisara el césped del Santiago Bernabéu. La reacción en redes sociales de los aficionados blanquinegros ha sido unánime e inmediata y se entiende esta renovación como un triunfo anímico entre la parroquia valencianista y una constatación que los tiempos de ventas obligadas en el Valencia han pasado.