Mallorca

El Mallorca está dirigido por un grupo de ilustres exfutbolistas

Con Nadal están Soler, Gálvez, Olaizola, Finidi y Alfonso. Trabajan para recuperar el prestigio que el Mallorca ha perdido y crear una cantera sólida.

PALMA
0
El Mallorca está dirigido por un grupo de ilustres exfutbolistas
Pedro Fullana

Temporada 1999-00. En el Mallorca destacaban jugadores como Nadal, Soler y Olaizola mientras que el Betis lo lideraban nombres ilustres como Alfonso, Finidi o Gálvez. Ambos se enfrentaron en los dos partidos de Liga. El Betis ganó 1-0 en su campo y el Mallorca se cobró la revancha goleando 4-0 en el partido de vuelta. Cinco de los seis jugadores participaron entre los dos partidos salvo Gálvez, que no tuvo minutos. Quince años después, los seis se reencuentran en el Mallorca para asumir la gestión deportiva de la entidad y dirigir los principales equipos del club.

Han colgado las botas por el chándal, en algunos casos, o los vaqueros y camisas, en otros. Miquel Àngel Nadal, el futbolista mallorquín más laureado de la historia, es el máximo responsable del área deportiva del Mallorca como director deportivo. Bajo su tutela, un amplio organigrama de entrenadores que hace quince años fueron compañeros de vestuario o rivales, una generación de oro que ahora coincide de nuevo para afrontar nuevos retos.

Miquel Soler ha sido la apuesta para el banquillo del primer equipo y Gálvez es su segundo. El filial también cuenta con un cuerpo técnico formado por exjugadores: Olaizola es el entrenador y el nigeriano Finidi, el segundo. Y el juvenil lo dirige Alfonso, que jugó en el Madrid, Betis y Barcelona. Los seis eran los ídolos de los niños en los noventa. Ahora quieren tener el mismo éxito en la gestión deportiva que todos ellos tuvieron sobre el césped.

Los seis trabajan para recuperar el prestigio que el Mallorca ha perdido y crear una cantera sólida que sirva para nutrir al primer equipo. A ellos se suman otros exjugadores que ya se habían retirado en temporada 99-00, caso del delegado, Damià Amer, que en aquella temporada ya era el delegado del primer equipo; Vidal, compañero de Alfonso en la Selección Olímpica que logró la medalla de oro en Barcelona 92 y que ahora ocupa un cargo en la secretaría técnica; o Miki Garro, que en aquella época jugaba en el filial y entrenaba con el primer equipo y que actualmente es el entrenador de porteros.

El boom de los exjugadores convertidos en entrenadores vive su máximo exponente en el Mallorca, que no ha dudado en reunir a todos ellos para entregarles la parcela deportiva.