Piqué también forzó una amarilla y se armó un lío

BARCELONA

Piqué también forzó una amarilla y se armó un lío

El central del Barcelona forzó la amarilla en un partido ante el Rayo en 2011 para llegar al Clásico. La acción provocó la risa del colegiado Pérez Lasa.

La acción del pasado domingo en la que se puede ver a Sergio Busquets forzar la cartulina amarilla para cumplir un ciclo de amonestaciones ya se vivió en Barcelona hace más de tres años. Fue en un Barça- Rayo Vallecano el 29 de noviembre de 2011 y entonces el implicado fue Gerard Piqué.

El Barcelona tenía en el horizonte el Clásico ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu y entonces el central azulgrana, al igual que Busquets ante el Celta, retrasó el saque de una falta hasta encontrar la cartulina amarilla. El colegiado de aquel partido fue Pérez Lasa, que no pudo contener la risa cuando fue a amonestar a Piqué. El Barça, antes del Clásico, debía enfrentarse al Levante.

Al final del partido Carlos Naval, delegado del Barcelona, reciminó la acción al central mientras éste se reía.

Piqué se hubiera perdido el Clásico si el colegiado vasco hubiera entendido que hubo provocación del jugador. En ese caso, la sanción hubiera sido de dos partidos. A la sanción que se hubiera enfrentado Busquets si Vicando Garrido hubiera reflejado intencionalidad en el acta arbitral.

0 Comentarios

Normas Mostrar