Amistosos
Panamá Panamá PAN

-

Ecuador Ecuador ECU

-

Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Buducnost Voli BUD

-

CSKA CSK

-

Zalgiris ZAL

-

NBA
Washington Wizards WAS

-

Los Angeles Clippers LAC

-

New York Knicks NYK

-

Portland Trail Blazers POR

-

Miami Heat MIA

-

Brooklyn Nets BKN

-

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

91

Toronto Raptors TOR

93

Campeonato Brasileño Serie A
Eurocup
Tofas Bursa TOF

-

L. Kuban TIV

-

Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Partizan PAR

-

Valencia VAL

-

Fraport Skyliners FRA

-

Lietuvos LIE

-

Cedevita Zagreb CED

-

Arka Gdynia GDY

-

Alba Berlin ALB

-

Limoges LIM

-

Fiat Turin FTU

-

Unics Kazan UNK

-

Germani Brescia BRE

-

Galatasaray GAL

-

Unicaja MAL

-

Mornar Bar MOR

-

Liga Iberdrola
Málaga CF Femenino Málaga CF Femenino MALF

-

Sevilla Femenino Sevilla Femenino SEVF

-

Espanyol Femenino Espanyol Femenino ESPF

-

Madrid CFF Madrid CFF MADF

-

Valencia CF Femenino Valencia CF Femenino VALF

-

Fundación Albacete Fundación Albacete ALBF

-

EDF Logroño EDF Logroño LOGF

-

Athletic Club Femenino Athletic Club Femenino ATHF

-

Real Betis Féminas Real Betis Féminas RBF

-

Sporting Huelva Femenino Sporting Huelva Femenino SHUF

-

Real Sociedad Femenino Real Sociedad Femenino RSOF

-

FC Barcelona Femenino FC Barcelona Femenino FCBF

-

UD Granadilla Femenino UD Granadilla Femenino GRAF

-

Levante UD Femenino Levante UD Femenino LEVF

-

Los otros madridistas que hicieron cinco goles en Liga

AStv

Real Madrid

Los otros madridistas que hicieron cinco goles en Liga

Además de Cristiano Ronaldo, otros cinco jugadores del Real Madrid lograron anotar cinco goles en un solo partido de Liga: Alday, Miguel Muñoz, Pepillo, Puskas y Morientes.

Alday tumbó al Español en el abultado 7-0 de 1943

Manuel Alday Marticorena (San Sebastián, 5-9-1917, 28-12-1976) fue el primer futbolista del Real Madrid en meter cinco goles en un mismo partido de Liga. El hito lo consiguió el 28 de febrero de 1943 cimentando la goleada por 7-0 al Español. Alday, un poderoso delantero a la antigua usanza, consiguió el 1-0 en el 27’ tras un gran centro de Alsúa que se le escapó a Martorell y el atacante vasco ‘rebañó’ en el área. Su segundo tanto (3-0) llegó en el 48’ en un gran remate a un centro de Botella, mientras que el tercero (el 4-0) vino en el 58’ de nuevo con Alsúa como asistente y Alday martilleando a la red con la cabeza. El 6-0 (75’) fue en jugada personal y volvió a utilizar un testarazo para hacer el 7-0 en el 81’.

En el Madrid, club al que se incorporó en 1939 desde el Imperio para jugar la primera Liga de la posguerra, no pudo levantar ningún título aunque tuvo tiempo de dejar una impronta de goleador: 65 dianas en 80 partidos de Liga (0,81 de promedio). Tras abandonar la práctica del fútbol joven, con apenas 27 años, regresó a su ciudad natal para ejercer como médico especialista en otorrinolaringología hasta su fallecimiento.

Miguel Muñoz tuvo su gran día en un 7-0 al Lérida

Miguel Muñoz (Madrid, 19-1-1922, 16-7-1990) tuvo su mejor día goleador (no era su especialidad ya que actuaba como medio volante) el 30 de enero de 1951, siendo el gran protagonista en el 7-0 al Lérida. El encuentro se jugó tres días después de lo previsto por culpa de la nieve. El primero, en el 5’, lo facturó Miguel Muñoz en una jugada personal. Poco después, en el 14’, volvió a castigar al portero leridano con un chut desde el borde del área que supuso el 2-0. De forma parecida se apuntó el 4-0, mientras que el 5-0 lo subió al marcador tras remachar un pase de Molowny. Su festival de goles particular lo cerró con el 6-0 en el que dribló a varios zagueros rivales.

Para calibrar aquel repóker, basta el dato de que Miguel Muñoz solamente marcó 25 goles en Liga en sus 10 temporadas como futbolista blanco, tras fichar en 1948 junto a Pahíño procedente del Celta. De corto conquistó cuatro Ligas y las tres primeras Copas de Europa de la historia. Ya en el banquillo madridista, amplió durante catorce años su palmarés con otras dos más, a las que añadió una Intercontinental, nueve Ligas y dos Copas.

Pepillo brilló sin Di Stéfano en el histórico 11-2 al Elche

José García Castro, Pepillo (Melilla, 10-6-1934, Málaga, 11-5-2003) inscribió para siempre su nombre en la historia del club blanco al ser el madridista más destacado en el 11-2 al Elche del 7 de febrero de 1960, el triunfo más abultado del club blanco en Liga. Aquel día el atacante melillense, habitual suplente de Di Stéfano, aprovechó una de las escasas ausencias de La Saeta para endosarle cinco goles al conjunto ilicitano.

Suyo fue el 3-0 (a pase de Vidal), el 4-0 con asistencia de Canario, el 6-0 lo fabricó tirando una pared con Puskas, en el 7-0 la asistencia fue obra de Gento y cerró su cuenta con el 11-1 al entrar como un toro de cabeza a un balón suelto. El cuero le dio tan fuerte en la cabeza que acabó incluso mareado. “Tuvieron que atenderme en la banda, me dieron a oler éter y pude seguir jugando”, relató el propio Pepillo después del choque.

Sin apenas minutos en Chamartín, donde llegó en 1959 desde el Sevilla (allí fue subcampeón de Liga en la 1956-57), de blanco consiguió 18 goles en 22 partidos de Liga (0,82 de promedio) en tres temporadas. Se fue cedido a River Plate, antes de terminar su carrera en Mallorca y Málaga.

Puskas firmó su repóker en un 8-0 ante el Elche

Ferenc Puskas (Budapest, 2-4-1927, 17-11-2006) tenía un cañón en su zurda y lo utilizó el 22 de enero de 1961 para bombardear al Elche en un 8-0 para los blancos. Pancho le amargó la tarde al conjunto ilicitano marcando el 3-0 (26’), el 5-0 (35’), el 6-0 (51’), el 7-0 (63’) y el último del duelo, el 8-0 (63’) que tuvo controversia. El tanto llegó con un barullo en el área del portero visitante y los cronistas de la época están divididos: unos le otorgaron el gol al húngaro y otros al brasileño Canario. Por si acaso, el genio magiar logró superarse a sí mismo marcando seis goles en otro encuentro de esa misma campaña, el 6 de junio, en un 7-1 al Betis en semifinales de Copa. ­

Puskas fue fichado por Bernabéu con 31 años tras huir de Hungría y vistió la camiseta del Madrid hasta llegar a los 40. En ese tiempo, le dio para marcar 156 goles en 180 encuentros de Liga (promedio de 0,86). Actualmente sigue el sexto en la tabla histórica del club, sólo superado por Hugo Sánchez (164), Santillana (186), Cristiano (213), Di Stéfano (216) y Raúl (228). En sus nueve años en Concha Espina alzó tres Copas de Europa, cinco Ligas, una Intercontinental y una Copa.

Morientes avasalló a Las Palmas en un 7-0

La gran tarde de Fernando Morientes (Cáceres, 5-4-1976) en el Madrid llegó el 10 de febrero de 2002. Ese día, le marcó cinco goles en 79 minutos a Las Palmas en un inapelable 7-0 blanco. La Quinta del Moro fue el titular de AS y el delantero extremeño se llevó cuatro picas.

Una actuación espectacular en la que contó con la colaboración especial de Figo, que le dio tres asistencias. Morientes demostró aquel día su condición de ariete cabeceador: cuatro tantos los hizo con la testa (el 1-0, el 3-0, el 6-0 y el 7-0). “Ha sido el mejor partido de mi vida”, declaró el atacante tras avasallar al conjunto canario.

Morientes finalizó aquel año segundo en el Pichichi, con 18 dianas, dos por detrás de Tristán (Depor). Fue su segundo mejor año después de la 1998-99, donde se apuntó 19 goles. En total, Morientes firmó con el Madrid 72 tantos en 183 partidos de Liga (un promedio de 0,39) entre 1997 y 2005. De madridista (también jugó en Albacete, Zaragoza, Mónaco, Valencia, Liverpool y Olympique de Marsella) levantó tres Champions (la Séptima, la Octava y la Novena), dos Ligas, dos Intercontinentales, una Supercopa de Europa y tres Supercopas de España.

0 Comentarios

Mostrar