Amistosos
España España ESP

-

Bosnia Bosnia BIH

-

Liga Endesa ACB
Murcia MUR

-

Obradoiro OBR

-

Breogán BRE

-

Zaragoza ZAR

-

Baskonia BAS

-

Gran Canaria CAN

-

NBA
Minnesota Timberwolves MIN

-

Memphis Grizzlies MEM

-

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

119

Los Angeles Clippers LAC

127

FINALIZADO
New Orleans Pelicans NOP

125

Denver Nuggets DEN

115

FINALIZADO
Indiana Pacers IND

97

Atlanta Hawks ATL

89

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

130

Los Angeles Lakers LAL

117

FINALIZADO
Charlotte Hornets CHA

119

Philadelphia 76ers PHI

122

FINALIZADO
Boston Celtics BOS

86

Utah Jazz UTA

98

FINALIZADO
Houston Rockets HOU

132

Sacramento Kings SAC

112

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

83

Toronto Raptors TOR

122

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

112

Golden State Warriors GSW

109

FINALIZADO
Phoenix Suns PHX

100

Oklahoma City Thunder OKC

110

Liga Iberdrola
Madrid CFF Madrid CFF MADF

-

EDF Logroño EDF Logroño LOGF

-

Athletic Club Femenino Athletic Club Femenino ATHF

-

UD Granadilla Femenino UD Granadilla Femenino GRAF

-

Sporting Huelva Femenino Sporting Huelva Femenino SHUF

-

Valencia CF Femenino Valencia CF Femenino VALF

-

Sevilla Femenino Sevilla Femenino SEVF

-

Espanyol Femenino Espanyol Femenino ESPF

-

Levante UD Femenino Levante UD Femenino LEVF

-

Málaga CF Femenino Málaga CF Femenino MALF

-

FC Barcelona Femenino FC Barcelona Femenino FCBF

-

Atlético de Madrid Femenino Atlético de Madrid Femenino ATMF

-

Mundial de Resistencia
1

F. Alonso/Nakajima/Buemi

2 a 4.154

K. Kobayashi/López/Conway

Falleció Paul del Río, el secuestrador de Di Stéfano

REAL MADRID

Falleció Paul del Río, el secuestrador de Di Stéfano

Falleció Paul del Río, el secuestrador de Di Stéfano

El escultor y pintor venezolano de origen cubano-español, secuestrador del exjugador del Real Madrid, murió en Caracas a los 72 años.

Paul del Río (La Habana, 1943, Caracas, 2015), falleció este domingo en la capital venezolana en las instalaciones del Cuartel San Carlos, una edificación militar convertida hoy día en Monumento Histórico Nacional venezolano.

Hijo de españoles (Jesús del Río y Dora Canales, “asturianos, republicanos y anarquistas”, según explicó), pertenecía a las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, una agrupación compuesta por militantes del Partido Comunista de Venezuela y del Movimiento de Izquierda Revolucionario, del que formaba parte.

Conocido con el apodo de Máximo Canales, fue el principal líder del grupo revolucionario que secuestró el 21 de agosto de 1963 durante tres días a Di Stéfano en Caracas mientras participaba con el Madrid en un torneo llamado las Series Mundiales de Caracas, popularmente conocido como la Pequeña Copa del Mundo. Nunca cumplió pena: le capturaron diez años después. Sentenciado a tres años de cárcel, quedó libre al haber prescrito el delito.

En los últimos años presidía la Fundación Capitán de Navío Manuel Ponte Rodríguez, con sede en el Cuartel de San Carlos. Allí mismo mostraba sus dotes plásticas como pintor y escultor.

El argentino no le saludó en 2005

Mucho tiempo después, en 2005, el Madrid estrenó la película Real, The Movie. En la misma se relatan cuatro historias tejidas en torno al pasado y presente del club blanco, y que se desarrollan a lo largo de diferentes puntos del planeta. En un momento dado del film interviene el mismo Paul del Río, caracterizado de un aficionado de barrio que estimula a los chicos de su vecindario a jugar al fútbol. El propio Del Río fue invitado por el club al preestreno, posando incluso con el equipo de la película en el palco del Bernabéu, una calurosa noche a finales del mes de agosto y con los grandes nombres de la plantilla: Raúl, Beckham, Zidane, Roberto Carlos... acompañados por lo más selecto de la sociedad madrileña.

Al Madrid, uno de los grandes artífices del proyecto y embarcado ya en una carrera mercadotécnica y de márketing a escala mundial, le pareció una grandísima idea unir al secuestrador con el secuestrado en busca de una foto, de una imagen, que potenciase la promoción de la película. Pero Di Stéfano, que por entonces era el presidente de honor madridista, no debió pensar igual: no atendió el ruego fotográfico, aunque sí accedió a hablar con Paul del Río. Eso sí, jamás le estrechó la mano, ni siquiera como señal de amistad. Su comentario-frase explicativa fue contundente para con su antiguo carcelero: “Usted hizo pasar mucho miedo a mi familia. No tenemos nada de qué hablar”. Y se marchó.

0 Comentarios

Mostrar