COPA CATALUÑA

El Europa da la sorpresa y gana el torneo por tercera vez

El conjunto barcelonés, de tercera división, sorprendió al Girona en la final al vencerle por 2-1 tras dos excelentes cabezazos en jugadas a balón parado.

Barcelona
0
El Europa da la sorpresa y gana el torneo por tercera vez
FERNANDO ZUERAS DIARIO AS

El conjunto barcelonés del Europa, de la tercera división, sorprendió al Girona en la final de la copa Cataluña, al vencerle por 2-1, tras dos excelentes cabezazos en jugadas a balón parado.

El partido a priori desequilibrado enfrentaba al Europa, que eliminó al Sabadell en semifinales, y al Girona equipo de la segunda división. Pese a eso, Machín presentó un equipo con solo tres jugadores del filial; Rovirola, Bigas y Zamorano, mientras que el resto estaba formado por jugadores del primer equipo.

Tan solo empezar el encuentro, el Girona tuvo la primera oportunidad en un cabezazo de Jaime Mata pero el esférico salió desviado. La sorpresa llegó en el minuto 15 de partido; el Europa se adelantó en un cabezazo de Alberto tras una falta lateral botada por Lara a la que nada pudo hacer Jorge Palatsí.

Lejos de echarse atrás, el conjunto local lo probaba desde lejos en un buen chut de Putxi que Palatsí atrapó. El partido tenía un ritmo lento y el Girona no conseguía superar el muro defensivo del conjunto escapulado. Nada más ocurrió en una primera mitad en la que el Girona se vio superado por el Europa y sólo tuvo como oportunidad, además del cabezazo de Mata, un lanzamiento de falta de Jandro que salió por poco arriba de la portería.

El conjunto de Pablo Machín parecía no encontrar su sitio en el partido y la solidaridad y intensidad que ponían los jugadores del Europa hacían que el Girona no se acercase con peligro a la portería de Rafa Leva.

La más clara para el Girona llego en el minuto 15 de la segunda mitad en una centrada por banda izquierda de Bigas que Gómez remató de volea pero después de un par de rebotes la defensa local consiguió alejar el peligro.

Lo que parecía ser una sorpresa, empezó a convertirse en una realidad cuando en el minuto 18 de la segunda mitad, otra vez a balón parado, aunque esta vez a la salida de un saque de esquina, el delantero Alejandro Poves se anticipó a todos para rematar en el primer palo y poner el 2-0 en el marcador.

El Girona recortó distancias a falta de un cuarto de hora para el final en una acción individual de Christian Alfonso, que remató cruzado para superar a Leva.