REAL MADRID

La plantilla echó a Luxemburgo del Real, según Roberto Carlos

El exjugador del Real Madrid confiesa que algunos de los 'Galácticos' no hacían lo que le pedía el técnico. “Fue un problema de actitud”, dijo en UOL.

0
La plantilla echó a Luxemburgo del Real, según Roberto Carlos
Jesús Rubio

Vanderlei Luxemburgo no pasó a la historia del Real Madrid por sus éxitos ni por su fútbol. De hecho, se le recuerda sobre todo por aquel ‘cuadrado mágico’ formado por Baptista, Raúl, Robinho y Ronaldo que se inventó allá por 2005. Diez años después Roberto Carlos no se esconde y reconoce que algunos de los ‘Galácticos’ “contaminaron” el ambiente del vestuario para desgracia del técnico brasileño.

“Su trabajo fue bueno, pero cuando tienes dos o tres jugadores que no entienden lo que el entrenador quiere transmitir y encima son los líderes del vestuarios… Pues al final esos tres jugadores terminan contaminando a los demás para que el técnico no continuase. Vanderlei no tuvo muchas facilidades para integrarse”, confiesa el exmadridista en una entrevista a UOL.

El que fuera lateral zurdo del Real Madrid durante once años no habla de falta de respeto por parte de algunos futbolistas, sino de actitud. “El problema no era de respeto, era de actitud. Y muchas veces los jugadores dejaban de hacer. Y usted sabe cómo es Vanderlei: ‘Si no haces lo que quiere, se embrutece’. Pero lo hizo bien. Sólo faltó un detalle, que los jugadores también quisieran hacer lo que él pedía. Así que pienso que fue culpa de los jugadores y no de Luxemburgo. La gente le avisó”, añadió.

Roberto Carlos y Vanderlei Luxemburgo se conocieron diez años antes de su llegada al Real Madrid. Ambos coincidieron en el Palmeiras y alzaron el título brasileño. El problema del actual entrenador del Flamengo es querer implantar la cultura brasileña en Europa. “Él vino con las conquistas del fútbol brasileño y con toda su metodología de Brasil a España, pero no consiguió combinar ese trabajo y aprendió poco de la cultura europea. Prohibió algunas cosas que en Europa era una costumbre”.

La inadaptación de la que habla Roberto Carlos tiene que ver con lo deportivo y lo extradeportivo. “No aprendió parte de la cultura europea como el campo reducido, pase del balón, no hacer concentraciones y sesiones de doble trabajo”.