Yoreli Rincón: "En Colombia ser mujer y futbolista es un pecado"

MUNDIAL DE CANADÁ

Yoreli Rincón: "En Colombia ser mujer y futbolista es un pecado"

Yoreli Rincón: "En Colombia ser mujer y futbolista es un pecado"

Es la Vero Boquete de Colombia. Tras triunfar en Brasil, Suecia, EE UU e Italia, denuncia la precaria situación del fútbol femenino en su país: "Nuestro país no nos apoya".

Yoreli Rincón es la jugadora más importante, reconocida y carismática de la Selección de Colombia que jugará su segundo Mundial Absoluto, el de Canadá (del 6 de junio al 5 de julio), tras su participación en el de Alemania 2011. Colombia está encuadrada en el grupo F, junto a Francia, Inglaterra y México.

La centrocampista de 21 años, actualmente en el Torres italiano, tras su paso por Brasil, Estados Unidos y Suecia, es el gran referente de la Tricolor y habló alto y claro en el programa de televisión Los Informantes de CaracolTV de Colombia y denunció la precaria situación del fútbol femenino en su país, su flagrante desigualdad respecto a sus homólogos y el constante machismo que sufren las mujeres que juegan al fútbol.

Denuncia que en Colombia no hay liga femenina, que está mal visto que las chicas jueguen al fútbol, recibiendo incluso a menudo insultos, y que su país no las apoya, teniéndose que irse fuera para poder vivir de su deporte. 

Yoreli es el ejemplo de mujer valiente y hecha a sí misma. Con tan sólo 12 años se marchó de casa, a Tolima, para cumplir su sueño porque en un equipo de la ciudad de Santander le dijeron que no servía para el fútbol. Reconoce que la lucha es constante fuera y dentro de la cancha y así de dura se mostró en su relato al programa televisivo: "Lamentablemente, ser mujer y jugar al fútbol es un pecado en este país. Gracias a Dios y a mis compañeras, porque el fútbol es de 11 personas y un cuerpo técnico, el fútbol femenino, sin tener nada aquí, hemos hecho grandes cosas en el exterior y eso ha hecho que la gente se fije en nosotras". 

Tras proclamarse subcampeonas de la Copa de América femenina en 2014, entre otros éxitos, las 'cafeteras', que es como se las conoce en Colombia, se lamentan de la falta de popularidad en su país y, sobre todo, de la diferencia de trato respecto a la Selección masculina de James, Falcao y compañía. "En la Selección nos pagan un 1 por ciento de lo que les pueden pagar a los hombres y algunas son madres de familia. Otras pierden trabajos por venir a la Selección, por defender a todo un país, que es un país que no nos apoya".

Yoreli sabe desde pequeña lo que es luchar contra corriente por jugar al fútbol y ha sufrido el machismo, incluso en su propia familia. Así lo reconoce en el extenso documental de 'Los Informantes'. "El negocio de mi padre era una fábrica de balones y yo trabajé allí desde los 5 años cosiendo balones tras la escuela. Lo hacía, lo terminaba y lo estrenaba. Mi padre me reventaba los balones con un cuchillo para que me diera cuenta de que eso no era lo que me convenía, pero yo sacaba otro nuevo. Perdió mucha plata...", bromeó la capitana colombiana. 

Muy comprometida con el desarrollo del fútbol femenino de su país, Yoreli reconoció que, hoy por hoy, vivir del fútbol en Colombia es imposible: "Vivir del fútbol no es posible, a menos que siga en el exterior toda la vida. Pero en Colombia no es posible. Con todo lo que he logrado, si yo no jugara fuera no tendría ni para comprar una bicicleta". Y añadió: "Muchas compañeras para no perder su trabajo deben pagar un reemplazo. Me duele porque me parece que es el colmo. Es una injusticia lo que hacemos para lo que se recibe".

Fuera de Colombia es donde ha conseguido su sueño de ser profesional y cobrar un sueldo por jugar al fútbol. Ya con 12 años, cuando se marchó de casa, se vio obligada a buscarse la vida en la calle, impartiendo clases de educación física o lo que se le iba ocurriendo. Con 14 le llegó su gran oportunidad cuando la Selección se fijó en ella y se la llevó a Bogotá, como relata el documental, para jugar con las mayores, haciendo grandes sacrificios como realizar caminatas de seis horas diarias para ir a entrenarse con la Tri. 

Su primer destino fuera de Colombia fue un equipo de Brasil, el XV de Novembro, en Piracicaba. Después dio el gran salto al fútbol sueco, al Malmö, donde conquistó la liga sueca en 2013 y participó en la Champions League. En 2014 jugó en Estados Unidos, en el Western New York Flash de Pedro Martínez Losa y donde coincidió con las españolas Adriana Martín, Sonia Bermúdez y Vicky Losada. 

Yoreli acabó la entrevista lanzando un deseo esperanzador: "Yo sería feliz si en algún futuro hubiera en Colombia una liga de mujeres o que llegara a un parque una niña me dijera 'Soy feliz jugando al fútbol, mi familia me apoya y mi colegio me apoya'. Eso sería un sueño hecho realidad". 


0 Comentarios

Normas Mostrar