MIRANDÉS 0 - RACING 2

El Racing resurge entre la nieve de Anduva y sale del descenso

El campo del Mirandés, impracticable por las lluvias, terminó cubierto de nieve. Koné y Mariano marcaron. El Racing regala dos entradas a los que hayan arropado hoy al equipo.

0

CANAL+

El Racing de Santander ha salido hoy de los puestos de descenso tras superar al CD Mirandés en un partido condicionado de principio a fin por las adversas condiciones meteorológicas, que hicieron dudar de la propia celebración del choque ante las inundaciones sufridas hoy en Miranda de Ebro y la nevada que cayó durante todo el choque. Para celebrar la victoria y la fidelidad, la directiva del Racing regalará dos entradas para el próximo partido en casa (contra el Valladolid) a todo aquel que muestre la entrada de este partido.

Anduva estaba para pocas florituras, y los jugadores de ambos equipos se dieron cuenta de ello antes incluso de saltar al campo. El balón apenas corría y la capa de nieve y las numerosas balsas de agua que presentaba el estadio en las bandas impedían cualquier tipo de control del juego. Sin embargo, el Racing pareció leer mejor la situación y, siempre a base de balones largos y la calidad de Koné, salió a por el partido desde el principio. El conjunto cántabro pudo adelantarse en la primera jugada del partido hasta en tres ocasiones, pero ni Koné ni Miguélez ni Mariano acertaron a batir a un seguro Imanol.

Apenas unos minutos después, fue Javi Soria el que lo intentó con un remate de cabeza a la salida de un córner, pero el cancerbero rojillo volvió a dar muestras de seguridad blocando el balón. La réplica del Mirandés llegó en el 12 a través de las botas de Urko Vera, que no consiguió rematar con comodidad y en boca de gol un gran pase de Igor Martínez desde el segundo palo. Tras ese acercamiento rojillo, el Racing terminó de hacerse con el ritmo del partido, que no con el control de la pelota, imposible de dominar. Koné disfrutó de otras dos ocasiones, pero la falta de puntería y un inoportuno resbalón le impidieron abrir el marcador.

Tras el descanso, que se alargó más de lo normal, el partido pareció cambiar de signo. El Mirandés salió más enchufado y Urko Vera, Caneda, Juanjo y Emilio lo intentaron sin fortuna. Sin embargo, cuando mejor estaba jugando el Mirandés, llegó el primero de la tarde. Koné recibía de espaldas dentro del área, se daba la vuelta y batía con un disparo seco a Imanol.

A partir de ahí, el conjunto rojillo intentó dar un paso al frente, pero el Racing cerró bien sus líneas e intentó matar el partido a la contra. En una de esas, Corral cometió penalti sobre Mariano, pero Imanol detuvo el lanzamiento de Koné. En ese momento, el Mirandés se lo creyó y comenzó a asediar el área rival, pero una vez más, el Racing enfriaría el ya gélido ambiente de la grada.

En el 89, Mariano rozaba lo justo un balón interior de Iñaki para batir entre las piernas a Imanol y poner el definitivo 0-2 en el marcador y, de paso, romper la magia de Anduva, donde el Mirandés no perdía desde el pasado mes de septiembre.