Odegaard trabajó ayer con el equipo y luego viajó a Oslo

REAL MADRID

Odegaard trabajó ayer con el equipo y luego viajó a Oslo

Todavía no es oficial el fichaje. Ayer compartío sesión de entrenamiento con el primer equipo. Su padre podría entrar en ‘La Fábrica’ como ayudante.

Martin Odegaard está muy cerca de ser futbolista del Real Madrid pero aún no está cerrado el fichaje. La joven perla noruega se entrenó ayer con el primer equipo madridista y después por la tarde tomó un vuelo privado rumbo al aeropuerto de Rygge (Oslo).

El niño prodigio del balompié europeo (tiene 16 años y 23 días) vuelve a casa porque tiene que reincorporarse al que es todavía su club, el Strømsgodset... y también a su instituto. Odegaard pidió permiso para venir a España y desde Madrid ha seguido sus clases habituales desde la distancia de manera online.

Regresa a su país aún con el Bayern suspirando. El club muniqués es el único escollo que podría abortar una operación muy encarrilada por el Madrid, dando un golpe de efecto con una nueva oferta. No obstante, la intención ahora mismo de Odegaard es la de ser madridista.

El club blanco está poniendo todo de su parte para ello. Le invitó a entrenarse con el primer equipo blanco el miércoles, y también ayer, no sólo para verle en acción frente a jugadores de élite (los madridistas, por cierto, quedaron gratamente sorprendidos de sus habilidades) sino también con la intención de que el chico se sintiera valorado.

Una de las cuestiones que hay sobre la mesa es la posibilidad de acomodar en La Fábrica al padre del joven jugador escandinavo, el exfutbolista Hans Erik Odegaard. Actualmente trabaja como técnico asistente en el Mjøndalen de la Primera división noruega. En Valdebebas no trabajaría como entrenador sino dentro del organigrama de formación de los canteranos. De ese modo estaría en Madrid junto a su hijo, futbolista profesional, pero aún menor de edad.

Junto a José Angel Sánchez

Que el Madrid está muy pendiente de Odegaard, se pudo apreciar durante el derbi del miércoles. El talento noruego estuvo en el palco de honor del Calderón invitado por el Madrid. Estuvo sentado con su padre junto a José Ángel Sánchez, director general del club. Además del dirigente, durante toda su estancia en Madrid el chico contó con un asistente personal del club blanco.

Comentarios

Comentarios no disponibles