Temas del día

Locura: 45.000 aficionados en un fiestón rojiblanco por Torres

ATLÉTICO DE MADRID

Locura: 45.000 aficionados en un fiestón rojiblanco por Torres

"Algún día me diréis qué he hecho yo para merecer esto. Llevo mucho tiempo esperando esto", dijo El Niño visiblemente emocionado durante su presentación.

Madrid

A las 13:50, las más de 45.000 personas que poblaban el Calderón corearon todos a una el nombre de Fernando Torres. El Niño salía del vestuario con su camiseta rojiblanca (con el 19 a la espalda) y de la mano de sus dos hijos después de su presentación. El momento más deseado por todos ellos había llegado. También el de Fernando Torres que visiblemente emocionado se dirigió al punto central del estadio para saludar a una afición que nunca dejó de ser la suya. Así lo dijo él cuando se dirigió a la hinchada: "Qué bonito volver a casa. Algún día me tendréis que decir qué he hecho yo para merecer todo esto".

El día empezó mucho antes. Desde primera hora la gente hacía colas en las puertas en las que se había anunciado que la afición podría entrar. Pero la previsiones se desbordaron ante la avalancha de hinchas y finalmente las puertas se tuvieron que abrir antes de tiempo y hubo que habilitar más accesos para que nadie se quedara fuera. Al final se llenaron los dos fondos, la grada lateral y parte del segundo anfiteatro de la de Preferencia. El ambiente era de día de fútbol. La hinchada esperó pacientemente la salida del ídolo viendo sus goles por los vídeomarcadores y cantando, también acordándose del eterno rival al que se enfrentarán el miércoles.

El momento culmen llegó con las palabras de Torres a la grada. "Llevo mucho tiempo esperando este momento. Es un placer volver a este estadio vestido de rojiblanco", dijo el delantero ante la locura general de una grada que le coreaba e interrumpía en su discurso. Pero El Niño siguió y lo hizo aventurando nuevos éxitos para el Atleti: "El Atleti es un equipo campeón a la altura de su historia y su afición. Vamos a disfrutar todos juntos de esta etapa. El año pasado fue maravilloso, pero es un paso más. Seguís siendo la mejor afición del mundo".

Torres disfrutó del momento. Dio una vuelta al campo regalando balones a una grada llena de jóvenes, familias y niños (muchos) que ya llevaban su camiseta con su 19 a la espalda. La gente le pidió entonces que se besara el escudo, pero antes El Niño quiso apuntar: "El amor por unos colores se demuestra dejándose la vida en el campo. El miércoles nos vemos otra vez y espero que sea por mucho tiempo". Ante la petición general Torres, cómo no, besó el escudo de su camiseta. Y se despidió de su afición con el himno del Atleti de fondo, sin dejar de citar a su hinchada para el partido del miércoles. Como anécdota, cabe apuntar que hubo una decena de miembros del Frente Atlético. En una pancarta se leía "El Frente te saluda".

 

Comentarios

Comentarios no disponibles