La gira que cambió el fútbol

Mundial de Clubes | Real Madrid - San Lorenzo

La gira que cambió el fútbol

La gira que cambió el fútbol

El San Lorenzo deslumbró en España entre 1946 y 1947. El club español y el argentino se han enfrentado tres veces y siempre ganó el Real Madrid.

Hace ahora 68 años, en las Navidades de 1946, aterrizaba en España el San Lorenzo de Almagro, que se había proclamado campeón en Argentina y venía precedido de una fama espectacular: todos sus jugadores tenían una técnica depuradísima, toque, desmarque, todos se movían milimétricamente con una eficacia cara a la meta rival devastadora... Aterrizaron con el dibujo táctico de la WM y con expresiones como “el gol es un pase a la red”. Dentro de su plantel figuraba un conocido futbolista español, Zubieta. Venían a realizar una gira por España y Portugal, donde jugarían 10 encuentros, ocho en tierras españolas y dos en el país portugués. Uno de esos partidos lo disputaría ante el Real Madrid. Tras derrotar (4-1) al Atlético Aviación, el día de Navidad deparó su primer enfrentamiento directo en el extinto Metropolitano. El mismo Zubieta explicaba que se conformaba con “doblar el 4-1 del Atlético. Es el rival al que vinimos a derrotar”. Pero no. El Real Madrid, amparándose en un ataque continuo y sin tregua se puso 3-0 antes del descanso, con goles de Pruden (2) y Belmar.

Tras el descanso, San Lorenzo acortó distancias (Martino) antes de que Alsúa I cerrase el marcador con un contundente (4-1). La gira prosiguió, pero no volverían a perder. Sólo el Real Madrid fue capaz de vencerle, pero la huella que dejó fue profunda. Meses después y tras sendos varapalos de la Selección española, se decretó que todos los equipos profesionales de fútbol jugasen con aquella táctica, la WM, practicada por el Arsenal inglés desde la década anterior, así como la autorización para importar entrenadores extranjeros.

El segundo enfrentamiento con los blancos fue en enero de 1950. El Madrid, ya en su estadio de Chamartín, volvió a derrotar al Ciclón de Boedo. En esta ocasión fue por la mínima, con un gol de Olmedo. Un joven Héctor Rial, el mismo Rial que llegaría al conjunto madridista petición expresa de Di Stéfano a Santiago Bernabéu, ya despuntaba en las filas del cuadro argentino.

Ocho años después, en agosto de 1958, era el conjunto madrileño quien visitaba tierras argentinas. En aquella ocasión también acabó con victoria madridista (3-2) con el primer gol que lograba Ferenc Puskas tras su larga ausencia de los terrenos de juego... y como jugador blanco. Di Stéfano y Rial lograrían los otros dos. Incluso pudo haberse disputado otro enfrentamiento en 1972 para el segundo homenaje a Paco Gento, pero su buena marcha en el campeonato argentino imposibilitó el partido. En su lugar acudió el Os Belenenses portugués.

Comentarios

Comentarios no disponibles