Competición
  • Champions League

Stuani se corona en el minuto 90 como maestro del suspense

1P

Gol
  • Gol del Espanyol

    Marca: Caicedo

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Espanyol

    Cañas

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Granada

    Juan Carlos

2P

Gol
  • Gol del Espanyol

    Marca: Stuani

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Espanyol

    Víctor Sánchez

Cambio
  • Cambio en el Espanyol

    Sale: Fuentes

    Entra: Víctor Álvarez

Cambio
  • Cambio en el Espanyol

    Sale: Caicedo

    Entra: Stuani

Cambio
  • Cambio en el Espanyol

    Sale: Salva Sevilla

    Entra: Montañés

Gol
  • Gol del Granada

    Marca: El-Arabi

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Granada

    Murillo

Tarjeta Roja
  • Tarjeta Roja para el Granada

    Expulsado: Juan Carlos

  • Tarjeta Amarilla para el Granada

    Yuste

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Granada

    Piti

  • Tarjeta Amarilla para el Granada

    Mainz

Cambio
  • Cambio en el Granada

    Sale: Javi Márquez

    Entra: Riki

Cambio
  • Cambio en el Granada

    Sale: Iturra

    Entra: Yuste

Cambio
  • Cambio en el Granada

    Sale: Cordoba

    Entra: Mainz

EXTRA

ESPANYOL 2 -GRANADA 1

Stuani se corona en el minuto 90 como maestro del suspense

Volvió a marcar en los instantes finales, así lleva cinco goles. Tres puntos para el Espanyol y el Granada se asfixia tras once jornadas sin ganar.

Marcó el Espanyol cuando dominaba el Granada, igualaron los nazaríes cuando los pericos habían tenido la sentencia. Salvaron goles cantados tanto Casilla (especialmente) como Roberto. Pero solo un jugador podía decantar la balanza. Stuani, el ‘pichichi’ blanquiazul esta temporada pese a haber salido desde el banquillo en ocho de sus 14 apariciones esta Liga, volvió a marcar en los instantes finales (cinco de sus seis goles han llegado tras el 80’). A resolver para un Espanyol que tuvo en Lucas Vázquez a un asistente inmejorable. Stuani es el caballero del ‘happy end’ perico, del suspense, en detrimento de un Granada que suma 11 jornadas sin ganar.

No transcurrió de inicio el choque según el guión previsto, que hizo trizas el Granada, más protagonista y al que bastó una tímida presión para desarbolar la salida de balón de un Espanyol por momentos desesperante y desesperado en su propio hogar. La primera mitad se podría resumir en los porteros. Mientras que Roberto estuvo indefinido y timorato en la acción del 1-0, lo que propició que Caicedo resolviera en el área pequeña tras un pequeño embrollo, Casilla se multiplicó a un rival falto habitualmente de gol, aunque en este caso solo por los méritos del guardameta local. Hasta tres veces salvó Casilla al Espanyol en el primer tiempo: en un cabezazo de El Arabi a centro de Nyom y en dos ocasiones de Piti, un disparo a bocajarro desde la frontal y un mano a mano tras un contraataque que el delantero —quien hace un año pudo ser perico— resolvió forzado.

Por si no había tenido suficientes oportunidades claras de gol el Granada, dio entrada Caparrós a Riki, su debut esta temporada, aunque a los pocos segundos de ingresar en el césped a punto estuvo el madrileño de ser testigo del tanto de la sentencia. La tuvo Sergio García, quien como de costumbre poco necesitó para sacarse de la chistera un disparo que impactó en el larguero. Pero del 2-0 se pasó en cinco minutos al 1-1, en una acción en que los nazaríes impusieron toda su astucia: saque de banda a la altura del área, prolonga Piti y remata El Arabi en el segundo palo, ante la impasible mirada de toda la defensa perica, incluso esta vez de Casilla.

Seguía ocurriendo en todo momento lo contrario de lo que se podía esperar. Contra todo pronóstico, Riki se erigió en un titán por banda izquierda, posición en la que el Granada busca reforzarse. Y, cuando más apretaba el Granada, fue Roberto el que evitó el segundo gol perico rechazando un trallazo, nuevamente, de Sergio García. Aunque, para ocasión clara, la que tuvo acto seguido Salva Sevilla, quien completamente solo cabeceó fuera tras un brillante centro de Lucas Vázquez.

Si se estiraba ya el Espanyol, acabó de hacerlo con la expulsión de Juan Carlos, por doble amarilla. Otro centro de Lucas conectó con la testa de Colotto, que envió al larguero. Y quién si no, el extremo gallego servía en el 90’ un balón colgado al espacio que Stuani, llegando desde atrás y desmarcándose de fábula, empujaba para decantar la balanza y coronarse como maestro del suspense.

 

Comentarios

Comentarios no disponibles