"Mientras mi cuerpo, el club y la afición quieran, aquí estaré"

MÁLAGA | WELIGTON

"Mientras mi cuerpo, el club y la afición quieran, aquí estaré"

"Mientras mi cuerpo, el club y la afición quieran, aquí estaré"

MARIANO POZO

DIARIO AS

El brasileño aterrizó en Málaga en 2007 casi sin hacer ruido. Pero muy pronto se dejó notar con su excelente rendimiento sobre el campo. A sus 35 años, promete más guerra.

Málaga

—Vive su octava temporada en el Málaga y sigue siendo uno de los jugadores importantes.

—Llevo mucho tiempo aquí. Nunca pensé que pasaría tantos años en el club. El Málaga es mi casa, Málaga es como mi ciudad y soy feliz aquí. Aún me siento capaz de ayudar al equipo, creo que todavía sigo siendo útil.

—¿Ha cambiado mucho el Weligton de hoy al que llegó a la Rosaleda en 2007?

—Tengo una segunda hija malagueña y soy un malagueño más. A nivel deportivo he alcanzado mi mejor nivel como profesional con la camiseta del Málaga. Aquí he crecido como jugador y ahora soy un futbolista mucho más experimentado.

—El Málaga de hoy parece más consolidado y desborda ilusión.

—Una vez más hubo muchos cambios de jugadores, de entrenador, mucha gente joven y estamos asimilando bien el trabajo del mÍster. Los resultados están llegando.

—¿Weligton se atreve a hablar de Europa?

—Hay que trabajar pensando únicamente en el partido siguiente. Hablaremos de objetivos en marzo o abril.

—¿Qué es lo que más le gusta de este nuevo Málaga?

—La actitud de los chavales es lo que más me ha sorprendido. Hay partidos que estamos jugando con tres o cuatro jugadores de veintipocos años y están mostrando una madurez y una tranquilidad enormes.

—El Málaga quiere el balón, pero también ha mostrado uno de los mejores contragolpes de Primera.

—Hace dos jornadas hablábamos de que el equipo no creaba ocasiones y que faltaba gol. En el último partido hicimos cuatro goles. Debemos seguir centrados en lo nuestro, en trabajar bien y en convertir las ocasiones en goles y en triunfos. Ahora tenemos que aprovechar este buen momento y sacar partido de las dificultades que atraviesa la Real Sociedad.

—En defensa se han mostrado muy seguros hasta ahora.

—Hemos tenido algún que otro partido fuera de casa en el que tuvimos problemas. Pero en general, tanto en defensa como en ataque, estamos siendo un bloque. Defendemos y atacamos los 11. Es muy importante dejar la portería a cero. Gran parte del objetivo de los equipos es no perder en casa y hasta el momento lo estamos haciendo bien.

—¿Qué porcentaje de culpa tiene Javi Gracia de toda la ilusión que se ha generado en torno al equipo?

—Había oído muchas cosas del míster y la gran mayoría fueron cosas buenas. Lo que nos dijeron desde fuera es todo realidad. Es un currante, joven, ambicioso. Quiere demostrar su potencial, que lo que pasó en Osasuna no fue únicamente culpa suya. Su día a día está ahí, está demostrando que es un gran profesional, tiene un gran equipo con él y ojalá podamos cumplir los objetivos y llegar al final de la temporada lo más arriba posible.

—¿Es muy diferente trabajar con Gracia a hacerlo con Schuster?

—Schuster tenía su estilo de trabajar. A lo largo de la semana muchas veces dejaba el trabajo a su segundo, Celestini. A Gracia le gusta tener todo bajo control, le gusta estar encima de todos. Es un currante. Puede llegar muy lejos como entrenador. Ojalá dentro de poco esté entrenando a un grande. Por falta de trabajo no va a ser. Come, merienda y cena fútbol.

—¿Esperaba estar así a estas alturas?

—La pretemporada ilusionó mucho, generó expectativas. Ahora las estamos confirmando en la Liga. Presionamos bien, apretamos mucho, recuperamos muchos balones en campo contrario y ahora hay que mantener esto. Hemos llegado a un nivel alto y ahora lo difícil será mantenerlo durante muchas jornadas.

—Un veterano y pieza importante como usted, Roque, se ha visto relegado al banquillo en los últimos partidos...

—A nadie le gusta estar en el banquillo y menos a un jugador como él, internacional, que ha ganado muchos títulos. Pero Roque es un tío espectacular, un ejemplo como jugador y como persona. Sabe estar, sabe respetar y volverá a tener sus minutos y seguro que los aprovechará.

—A sus 35 años, ¿qué espera Weligton de su futuro?

—Cada día que pasa me queda un día menos como futbolista. Pero sigo disfrutando como un niño. Quiero entrenar, quiero jugar y aportar cosas al club. Siempre hay un momento en el que hay que decir adiós, pero ojalá pueda alargarlo un par de años más. Este año empezaré también a hacer los cursos de entrenador y director deportivo.

—¿Se sigue viendo sobre el césped de La Rosaleda dentro de un par de años?

—Ojalá me vea ahí con la camiseta del Málaga. Mientras el cuerpo me lo permita y el club y la afición me quieran, aquí estaré. Pero quiero que la gente me recuerde siempre a buen nivel. Como un jugador que llegó en Segunda, que también estuvo en la Champions y que rindió bien en el Málaga.

El central renovará una temporada más si juega 25 partidos

Weligton es otro de los futbolistas de la plantilla del Málaga que acaba contrato el próximo 30 de junio. El brasileño cumple con la actual su octava temporada como jugador blanquiazul. Llegó con el Málaga en Segunda División, como uno de aquellos fichajes desconocidos que Juan Ramón Muñiz se sacó de la manga y que devolvieron al equipo de Martiricos a Primera después de una temporada inolvidable. Desde entonces, luchando por eludir el descenso o por colarse en una semifinal de la Champions League, W03 ha sido un jugador franquicia en el Málaga. Indiscutible en la defensa, a sus 35 años sigue siendo uno de los pilares que sostienen al conjunto blanquiazul.

Weligton acaba contrato, pero no hay negociación abierta para que siga. Igual que su continuidad esta temporada, su futuro como blanquiazul ya está negociado por contrato. Renovará automáticamente por una temporada más si alcanza los 25 partidos oficiales esta temporada. Debe jugar al menos 45 minutos en cada uno de ellos. Salvo infortunio, el zaguero de Fernandópolis no tendrá problemas para alcanzar dicha cifra.

Ha jugado como titular ocho de los nueve partidos de Liga que se llevan disputados. Se perdió uno por sanción tras la tarjeta roja que vio contra el Getafe. El brasileño está formando una pareja más que solvente en este arranque de campeonato con Sergio Sánchez. Sobre todo en La Rosaleda, donde el Málaga sólo ha encajado un gol en cinco partidos, obra de El Arabi. Athletic de Bilbao, Barcelona, Levante y Rayo se fueron de vacío de Martiricos. Y un trocito de culpa es de Weligton. Queda W03 para rato.

Comentarios

Comentarios no disponibles