ESTADOS UNIDOS

Raúl ultima en Nueva York su fichaje por el NY Cosmos

El exmadridista se encuentra en Nueva York negociando con el club. El sábado presenció un partido en el estadio. Podría desempeñar otras funciones.

0
Raúl ultima en Nueva York su fichaje por el NY Cosmos

El New York Cosmos vuelve a la carga por Raúl González Blanco tres meses después de los primeros contactos, pero en esta ocasión lo hace con reuniones personales entre la franquicia y el exmadridista, aunque el acuerdo no es total entre ambas partes.

Raúl aterrizó hace unos días en la ciudad de la Gran Manzana junto a su familia para disfrutar de unas merecidas vacaciones después de finalizar su contrato con el Al-Sadd de Qatar y de paso presenció el encuentro que disputó el New York Cosmos ante el Indy Eleven el pasado sábado. Los asistentes a ese partido de la NASL (la segunda división de Estados Unidos) pudieron ver al ‘siete’ madridista en uno de los palcos del estadio.

Esa fue la única vez que se le pudo ver públicamente en el entorno del club estadounidense, pero lo cierto es que la directiva lleva unos días ‘mimando’ a Raúl para conseguir convencerle. Además de los encuentros entre ambas partes, Raúl ya conoce en persona al que podría ser su próximo entrenador, el exinternacional por Venezuela Giovanni Savarese, y las instalaciones del club.

Este lunes se cierra el mercado de fichajes en Estados Unidos, pero fuentes cercanas al Cosmos reconocen que será complicado cerrar un acuerdo antes de las 17:00 horas de este 6 de octubre, aunque esperan conseguirlo en los próximos días ya de cara al mercado de enero. Tienen puesta mucha ilusión en la llegada del madridista, pero en ningún momento arriesgarán las negociaciones. Porque la intención del Cosmos es que Raúl sea uno más de la plantilla, pero tampoco cierran las puertas a que desempeñe otras funciones en el club hasta que llegue el mercado invernal. 

A los 37 años Raúl no quiere colgar todavía las botas, pero también le atrae la opción de ir allanando su camino hacia los banquillos y Estados Unidos podría ser un buen trampolín por la seriedad y el crecimiento de esta liga en los últimos años.