David Rodríguez: "Al Atlético de Madrid le debo mucho"

ALCORCÓN

David Rodríguez: "Al Atlético de Madrid le debo mucho"

David Rodríguez: "Al Atlético de Madrid le debo mucho"

"Al Atlético le debo mucho porque allí me formaron como futbolista y persona. Se preocuparon por mi educación", subraya el jugador del Alcorcón.

David Rodríguez, delantero toledano del Alcorcón y autor de dos goles en este inicio de temporada, destacó la capacidad de su técnico, José Bordalás, para lograr "un vestuario alegre y competitivo" y recordó su pasado formativo en el Atlético de Madrid, club al que le debe "mucho".

Rodríguez, de 28 años, dio sus primeros pasos profesionales en el Atlético de Madrid, club al que llegó procedente de un equipo de Talavera y en el que permaneció hasta los veinte años.

"Al Atlético le debo mucho porque allí me formaron como futbolista y persona. Se preocuparon por mi educación, que por cierto desarrollé en el colegio Amanecer, del que guardo amistades y muy buenos recuerdos", recordó el delantero, que en sus tres temporadas en el Atlético B (2003-2005 y 2006/2007) marcó veinte goles.

Sus buenas actuaciones en el filial atlético le abrieron las puertas de otros equipos que pujaron por él y, tras dos cesiones en la 2005/2006 al Ciudad de Murcia y Las Palmas, en 2007 se marchó definitivamente del conjunto colchonero al Salamanca, en el que marcó 14 goles en 38 partidos.

En 2008 fue fichado por el Almería, aunque en su primera temporada fue cedido al Celta de Vigo, equipo en el que despuntó en Segunda.

"Es el otro club que más me ha marcado junto al Atlético de Madrid. Me encantó el trato del club, de la afición, la ciudad y los amigos que hice, además de conocer allí a mi novia, por lo que siempre les estaré muy agradecido", confesó el jugador en una entrevista concedida a la web oficial del Alcorcón.

Un año después, disfrutaría en las filas del Almería de la experiencia de jugar en Primera División, aunque el sueño duraría poco porque las siguientes tres campañas transcurrirían en Segunda en las filas del Celta y el Sporting de Gijón.

La pasada temporada, de nuevo en el conjunto vigués, pudo disfrutar de jugar en Primera cinco partidos, aunque en el mercado de invierno fue cedido al Brighton inglés.

"Es cierto que enero no es la mejor época para ir a otro equipo, porque llegas sin apenas jugar y además te tienes que adaptar a un nuevo sitio, pero la verdad es que la experiencia fue muy gratificante y disfruté muchísimo", señaló.

"La manera que tienen de vivir este deporte en Inglaterra, el respeto al futbolista de una afición que es muy fiel y exclusiva a sus colores y la seguridad en todos los ámbitos que proporcionan los clubes a los futbolistas y los empleados es digno de elogiar", aseguró.

El pasado verano el destino le llevó al Alcorcón, club al que se ha adaptado perfectamente y en el que se ha hecho con el puesto de titular desde el primer momento en la punta de ataque.

"Es un vestuario competitivo y con mentalidad ganadora, en el que la máxima es el trabajo y el esfuerzo diario para que cada uno de nosotros dé lo mejor de sí e incida, a su vez, en el beneficio del grupo. Esto es algo que el míster ha cuajado en nosotros y todos vamos por ese camino", dijo David Rodríguez, antes de hablar de su técnico José Bordalás.

"Es un gran entrenador. Exigente en el día a día, obtiene cosas de los futbolistas que ni nosotros mismos sabemos o que pensamos que no podemos mejorar. Te hace mejor futbolista y su carácter lo transmite. Además, ha logrado un vestuario alegre y trabajador a la vez, lo cual es clave en el éxito de un equipo", declaró.

"Esa piña en el vestuario para los buenos y malos momentos y esta línea de trabajo ya la lleva realizando el Alcorcón desde hace varios años, por lo que el éxito no es casual. La competición pone a cada uno en su sitio y aquí no se gana por nombres, sino por lo que se hace sobre el terreno de juego", concluyó.

Comentarios

Comentarios no disponibles