Barcelona

Ter Stegen mantiene vivo el debate de la portería culé

El alemán demostró ante el APOEL que no hay titular. El portero empieza a amenazar la titularidad del chileno Bravo. Luis Enrique mantiene la incógnita.

0

CANAL +

Lo que sería un problema en muchos, para Luis Enrique es una bendición. Así lo manifestó el técnico tras el debut de Marc André Ter Stegen como portero del Barcelona: “Mi idea es que todos los jugadores del equipo estén dispuestos para jugar. Incluidos los porteros. Ellos no saben nunca quién va a jugar y han de estar listos para actuar porque antes del partido, no sé ni yo a quién voy a poner”.

Más allá de que esto sea literalmente cierto o una estrategia para motivar a los suyos, la verdad es que el resultado de la política de Luis Enrique es satisfactorio. El Barcelona sigue sin encajar ni un gol en lo que va de temporada tras cuatro partidos disputados.

El dilema. En un principio, todo apuntaba a que Ter Stegen iba a ser el portero titular del Barcelona porque el alemán es, probablemente, el fichaje más estudiado en la historia del club. Nunca se han realizado tantos informes, se han hecho tantos viajes, se ha valorado tanto y se ha luchado contra tantas incertezas como en el proceso para fichar al guardameta alemán.

Fichado Ter Stegen con la firma del director deportivo Zubizarreta y de todo su equipo, sorprendió que Luis Enrique no se diera enteramente por satisfecho con la incorporación del alemán y que exigiera la llegada de otro portero con más experiencia en la Primera División como Bravo, con la bendición de Unzué.

El chileno, en pretemporada, se vanaglorió de esta tesitura asegurando en una entrevista a RAC1: “Yo estoy tranquilo porque sé quién me trajo”. Se abría el debate entre Ter Stegen y Bravo en los términos de que el uno era el del director deportivo y el chileno el del técnico.

La competencia entre ellos en la pretemporada nunca llegó a ser tal, porque Song, en un último servicio al club, lesionó en un entrenamiento a Ter Stegen en una vértebra. Esa dolencia inhabilitaba al alemán en la lucha por la primera titularidad. Bravo salió y cumplió. Pero a la primera oportunidad, Luis Enrique colocó a Ter Stegen y cumplió igual. Se reabre el debate.