Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

El Espanyol se lleva el Ciutat de Barcelona gracias a los penaltis

ESPANYOL 0 - GÉNOVA 0

El Espanyol se lleva el Ciutat de Barcelona gracias a los penaltis

El Espanyol se lleva el Ciutat de Barcelona gracias a los penaltis

ALEJANDRO GARCÍA

El conjunto blanquiazul fue incapaz de golear al Génova y llega con dudas al inicio liguero. Desde los once metros, los locales se impusieron por 5-4.

Mucho deben cambiar las cosas si el partido para extraer conclusiones serias era el del Génova. Sí hubo seriedad defensiva, pero cuando el balón pasaba del centro del campo se apagaron las luces. Empate pobre que deja dudas y poca confianza a una semana del inicio de Liga. El ganador lo decidieron los penaltis y fue el Espanyol (5-4).

4-2-3-1. A la espera de Caicedo, este parece ser el sistema con el que Sergio González iniciará la Liga en Almería. Sergio García en punta, con Lanzarote en banda derecha, Montañés en la izquierda y Salva Sevilla de enganche. A este último no se le vio en exceso y no fue por falta de ganas. El problema fue que a la circulación de balón le faltó velocidad y ganas por hacerlo correr. Muy poco juego el desplegado por el conjunto blanquiazul ante un correcto Génova, que lo fiaba todo a lo que pudiera cazar por alto Pinilla.

Sin ir más lejos y para constatar lo soporífera que fue la primera mitad es que el primer, y único, tiro a puerta llegó en el 39’. El protagonista fue Greco tras un lanzamiento de falta que Kiko Casilla detuvo en dos tiempos, pero no por la peligrosidad del mismo sino por la inexistente actividad.

Al descanso se ordenó regar el césped para ver si eso ayudaba a ver más juego, pero pintaron bastos. A una semana del inicio de Liga y ante tú afición, los jugadores del Génova deberían perseguir sombras pero no. Aun así que fácil parece cuando las ganas se traducen en fútbol y Sergio García la tuvo para golear. Arbilla se inventó una jugada inmaculada por banda derecha y su centró no lo aprovechó el punta de Bon Pastor porque Perin tuvo los reflejos necesarios para despejar su disparo a quemarropa.

Esa acción dio aliento a un Espanyol que pasó a jugar con un 4-4-2 tras la entrada de Stuani, que formó junto a Sergio, con Montañés y Salva Sevilla por bandas. Los jugadores se encontraron más a gusto, aunque en ocasiones abusaron del balón en largo, y Colotto tuvo una clara ocasión en el 75’. Eso fue todo.

Comentarios

Comentarios no disponibles