ELCHE

El presupuesto condiciona la llegada de los últimos fichajes

El Elche necesita aumentar a 14 millones de euros el margen para la plantilla o tendrá que dar bajas para ajustarse a las exigencias. Hoy, amistoso ante el Tenerife.

Elche
0
Sapunaru, del Elche.
FITO GONZALEZ DIARIO AS

La cuenta atrás para el inicio de la Liga ha comenzado. Sólo quedan siete días para que Fernando Teixeira Vitienes pite el comienzo del primer encuentro de la temporada en el Camp Nou ante el Barça. Fran Escribá apura las pruebas para dar con el once que debutará el próximo domingo. Esta noche su equipo disputa el último amistoso de pretemporada en Tenerife. Mientras tanto, el Consejo de Administración y la dirección deportiva pelean contra los plazos y cifras que marca la Liga de Fútbol Profesional para poder cuadrar las cuentas y terminar de confeccionar la plantilla. El traspaso del colombiano Carlos Sánchez ha dado un respiro a la situación económica – con el ahorro de 600.000 euros de ficha y dos millones de euros de traspaso – pero el club que preside José Sepulcre necesita la confirmación de la LFP para elevar el margen presupuestario hasta 14 millones de euros y así poder inscribir a todos sus futbolistas antes de la primera jornada del calendario.

La Liga todavía no ha autorizado al Elche a que aumente su presupuesto. La cantidad sobre la que trabaja la dirección deportiva está en torno a los parámetros económicos del curso anterior: unos 12’3 millones de euros. Los ingresos procedentes del contrato televisivo preveían un aumento de, al menos, dos millones de euros. Las previsiones no se han cumplido y la entidad franjiverde se ve ahora obligada a reducir lastre para poder inscribir a todos los futbolistas en la plantilla que dirige Escribá. Ahora mismo no hay confirmación de que todos, sobre todo los descartes, puedan tener la ficha tramitada para el primer encuentro. El Consejo podría esperar para conocer los planes de Escribá de cara a la jornada inaugural y dar de alta a los jugadores con los que contará en el Camp Nou. Tras ese partido tendría una semana más para seguir negociando con la LFP la ampliación del límite presupuestario.

De momento, una de las soluciones que ha previsto el Elche pasa por negociar la salida de los jugadores que no entran en los planes del cuerpo técnico. Son los casos de Toño, Sapunaru, Anaba y Diego Rivas. A los dos primeros se les ha abierto un expediente disciplinario, sin que se hayan conocido los motivos, como paso previo a su despido si los jugadores no muestran predisposición a negociar la rescisión de su contrato para marcharse a otro equipo. A los otros dos se le están dando facilidades para encontrar una cesión en el mercado. Si los cuatro descartes se marchan, Escribá tendría a 19 profesionales a la espera de un mediocentro defensivo y un delantero. Los problemas económicos con el presupuesto pueden provocar que la llegada de otro atacante esté en el aire.

La situación afecta directamente a las negociaciones que mantiene abiertas el director deportivo Víctor Orta. El Elche ya ha llegado a un acuerdo con José Alberto Cañas para sustituya a Carlos Sánchez, pero la llegada del centrocampista del Swansea está condicionada a la negociación con la LFP para que permita su incorporación. La opción que se plantea es que llegue en calidad de cedido, con una opción de compra por dos años a final de temporada. De esta manera, el club evitaría realizar un desembolso económico que, en estos momentos, estaría por encima de lo que puede permitirse. Los representantes del jugador también negocian con el Swansea las condiciones para pactar su salida, ya que su regreso a España, procedente de Inglaterra, derivaría en una carga de impuestos que perjudicaría a su futbolista.

Última parada de pretemporada en Tenerife

El Elche disputa esta noche, a partir de las 21:30 horas, el último partido del calendario de amistosos de pretemporada en el estadio Heliodoro Rodríguez López ante el Tenerife. Fran Escribá dio a conocer ayer la lista de jugadores convocados, en la que destacó la ausencia de los jugadores que no entran en los planes del cuerpo técnico: Toño, Diego Rivas, Anaba y Sapunaru. Un mensaje claro de que no entran en los planes. Tampoco viaja el jugador del filial Tobias Christensen, habitual con el primer equipo durante el verano, que tendrá descanso.

En la lista de citados entraron los porteros Manu Herrera y Tyton; los defensas Damián Suárez, Pepe Romero (filial), Edu Albacar, Domingo Cisma, Pelegrín, José Ángel, Lombán y Enzo Roco; los centrocampistas Pedro Mosquera, Adrián González, Mario Pasalic, Garry Rodrigues, Aarón Ñíguez, Fayçal Fajr y Víctor Rodríguez; y los delanteros Ferrán Corominas, Álvaro Giménez, Cristian Herrera y Jonathas de Jesus. Es decir, todos los disponibles menos los jugadores que están obligados a buscar una salida.

El último test antes del Camp Nou servirá para ver los planes de Escribá en la portería, centro de la defensa, lateral izquierdo y centro del campo, donde ha alternado varias soluciones. Queda solo una semana para el arranque y ha llegado la hora de la verdad.

Sigue el directo del mercado de fichajes de invierno en AS.com.