Ortuño y Yuste, las grandes sorpresas de la pretemporada

GRANADA CF

Ortuño y Yuste, las grandes sorpresas de la pretemporada

Ortuño y Yuste, las grandes sorpresas de la pretemporada

MIGUEL ANGEL MOLINA

EFE

Los titulares se han centrado en Rochina, Javi Márquez o Jhon Córdoba, otros jugadores han cuajado una pretemporada notable partiendo casi desde el anonimato.

Mientras que los focos y los titulares se han centrado en Rochina, Javi Márquez o Jhon Córdoba, otros jugadores han cuajado una pretemporada notable partiendo casi desde el anonimato. Héctor Yuste y Alfredo Ortuño han convencido a Caparrós y se quedan en la primera plantilla del Granada gracias al gran nivel de implicación demostrado y la alta respuesta competitiva cuando les ha tocado actuar.

Yuste recala por fin en el Granada después de tres años haciendo méritos en Cádiz, Santander y Alicante, donde la entidad andaluza le fue cediendo sucesivamente buscando la evolución adecuada. Algo así como le sucedió a Murillo hace un año –y ahora está cerca de volar a Europa-, Yuste se ha ganado la oportunidad de pelear por un sitio en Primera División. Se trata de un centrocampista de una gran presencia, intuitivo, potente en la zancada y con capacidad para mover el balón “aunque tendrá que subir el nivel físico y endurecerse”, como dijo Caparrós. Llamó la atención del Granada hace ya cuatro temporadas cuando jugaba en el Salamanca y fue capturado por Pina en el verano de 2011.

Lo de Ortuño ha sido como llegar y besar el santo. Al principio del pasado curso jugaba en La Hoya Lorca, de Segunda B. Los once goles que anotó en la primera vuelta le valieron para que el Granada le fichara y le cediera inmediatamente al Girona, donde ayudó decisivamente a la permanencia marcando nueve más en media campaña. Cordero habló con Caparrós para que hiciera la pretemporada y ha terminado como segundo máximo realizador tras El Arabi. Es listo, rematador y con un talento innato para el gol. Caparrós, experto en dar la alternativa a nuevos valores, no lo ha dudado: Yuste y Ortuño se quedan.

 

Comentarios

Comentarios no disponibles