ATHLETIC CLUB

El Athletic se plantea fichar si supera la previa de Champions

Natxo Monreal, lateral zurdo del Arsenal y la cesión de Asier Illarramendi son las opciones más interesantes para el club bilbaíno.

Bilbao
0
Valverde: "Al Nápoles es muy difícil cogerle en una contra"
Michael Regan - The FA DIARIO AS

El Athletic se plantea reforzar el equipo si supera la eliminatoria ante el Nápoles. La inyección de una fuerte cantidad económica en el caso de ingresar en la fase de grupos, de un mínimo garantizado de 20 millones, y la necesidad de ampliar el fondo de armario de Ernesto Valverde para competir en tres torneos llevarían al club a dirigir sus miras hacia dos futbolistas: Nacho Monreal y Asier Illarramendi. El primero llegaría fichado del Arsenal y con el segundo se plantearía una cesión del Real Madrid. Son operaciones que están en la recámara, a expensas de derrotar al Nápoles y lanzarse decididamente a por ambos. La del centrocampista es más complicada, aunque el internacional Sub-21 no la haría ascos.

El club rojiblanco presentó una Lista A de 23 jugadores para disputar la eliminatoria previa, aunque si quisiera podría inscribir a un futbolista más hasta 24 horas antes del encuentro en el San Paolo. Sin embargo, no parece ser esa la intención. Otra cosa es lo que está haciendo el Nápoles, con la caña tirada en busca de un centrocampista, que podrían ser el belga Marouane Fellaini (Manchester United) o Lucas Leiva (Liverpool).

El fin del mercado nacional, que concluye el 31 de agosto, coincide prácticamente con la fecha tope para presentar la Lista A para la fase de grupos de la Champions League, que se cierra el 2 de septiembre. El Athletic dispondría de unos días, desde la vuelta en San Mamés el 27, para planificar su estrategia. Lo ideal sería inscribir a los refuerzos antes del fin de semana para poder contar con ellos ante el Levante, aunque no es una prioridad.

Algunas fuentes indican que el acuerdo con Nacho Monreal por cuatro temporadas es ya un hecho y depende que Arsene Wenger contrate un lateral izquierdo. Su llegada a Bilbao obligaría al navarro a rebajarse la ficha de algo más de dos millones que tiene en el Emirates. Le restan dos años de contrato, de ahí que el Athletic le propondría extendérselo dos más. Aunque juegue la previa con el Arsenal, podría participar después con el club rojiblanco.

Ello no quita para que Valverde tenga como titular en mente a Balenziaga, pero no se querría exponer a una lesión del de Zumarraga que le dejase cojo en el puesto. Y es que no ha encontrado a Aurtenetxe con confianza después de su regreso de la cesión en Vigo. De ahí que ni siquiera haya sido convocado en los dos últimos amistosos. Ya ha empezado a sonar en algunos equipos, como el Eibar.

Lo de Illarramendi es más delicado. Su ficha es más elevada y cabe la posibilidad de que el Real Madrid ponga trabas para, por ejemplo, habilitar una opción de compra. Sólo tendría un objetivo, formar un medio campo aún más poderoso, de garantías, y buscar in extremis una cesión a Erik Morán para que disponga de los minutos de calidad fuera que no va a tener en Bilbao. Otra opción es pujar por Raúl García, también con una ficha de relumbrón, ya que el Atlético de Madrid necesita ingresos para cubrir operaciones, como la que trata de cuajar por Marco Reus.

Aunque sólo se piense en la eliminatoria ante el Nápoles, el Athletic ya está pensando contrarreloj en las ventajas e inconvenientes de tener que afrontar la dura Champions con una plantilla relativamente justa en algunos puestos, como ha quedado demostrado en los partidos ante Toulouse y Osasuna