STOKE 2 - BETIS 0

Bojan destroza a un Betis sin brillo

El conjunto verdiblanco sufre su tercera derrota de lo que va de pretemporada y las sensaciones no apagan necesidades.

José María López

El Betis perdió con claridad ante el Stoke City en un choque que evidenció las numerosas carencias de un plantel con más deficiencias de las deseadas a estas alturas de pretemporada.

El conjunto de Julio Velázquez fue muy inferior a un equipo de Premier League que no destaca precisamente por su buena disposición de juego. Sin Rubén Castro de inicio, el once bético fue víctima de un Stoke más intenso que se adelantó a la media hora gracias a un tanto de Pieters. Se avecinaba la tercera derrota de la temporada.

Poco cambió en el Betis tras el tanto inglés. Ni Xavi Torres, ni Nono ni Matilla lograban hacerse con el mando del juego en la medular, mientras arriba Chuli se peleaba sin beneficios con la defensa local al tiempo que Rennella y Jorge Molina quedaban prácticamente desasistidos. Antes del descanso, Bojan puso el segundo para apuntalar su buena primera parte. Un viejo deseo bético llevaba al desconsuelo.

Velázquez movió fichas. Rubén Castro entró y generó las mejores oportunidades para el cuadro bético. Perquis dio equilibrio al centro del campo siendo una referencia destructiva más evidente. No hubo tanta locura en el juego y los verdiblancos pudieron acortar distancias en alguna ocasión clara. Pero no era el día adecuado para ser efectivos. Los locales, en su presentación, mantuvieron un ritmo menor al de la primera parte.

Deficiencias.

El juego del Betis generó más peligro en una segunda parte en la que mereció más, pero el Stoke City gestionó su ventaja con la inteligencia de un equipo que se sentía superior.

Ni la entrada de Sergio Rodríguez propició más creatividad en los béticos, que se topaban con la fuerza rival en cada intento por dar la vuelta a la situación.

La imagen del cuadro verdiblanco sigue alejada de la deseada por Velázquez. Quedan piezas por llegar, pero quizás sean insuficientes para generar los alicientes necesarios de cara a aspirar a un ascenso obligado. Ante el Stoke, nuevo paso hacia la preocupación.