“No debería emitirse un encuentro de interés general”

Rayo Vallecano | Martín Presa

“No debería emitirse un encuentro de interés general”

“No debería emitirse un encuentro de interés general”

Carlos Martínez

El presidente del Rayo Vallecano es el más pipiolo de Primera, con solo 37 años. Joven, pero todo un experto en supervivencia tras sus tres años de presidencia.

Con 37 años, es usted el presidente más joven de Primera.

—-Hay futbolistas con más edad que yo, sí. La edad es algo accesorio. A veces hay que asumir muy joven responsabilidades elevadas. La edad está en la cabeza de la persona.

—¿Le parece bien que haya un partido de interés general todas las jornadas?

—Puede ser antipopular, pero no debiera emitirse un partido de interés general. Desgraciadamente, el Rayo tiene que autofinanciarse y se financia con sus recursos y con lo que consigue la LFP. No nos financia el Estado español, al revés, pagamos nuestros impuestos religiosamente. Desde que estoy en el Rayo, al Estado español le hemos transferido más de 40 millones de euros de pagos corrientes. Que haya un partido de interés general significa que estamos cediendo uno de los activos de los clubes de forma gratuita. En caso de otras comunidades tienen sus esponsors o lo han tenido históricamente, lo que también es una desigualdad, caso de la Comunidad Valenciana. En otras ciudades tienen el apoyo de sus Diputaciones o instituciones, pero el Rayo se autofinancia y estamos cediendo un activo de la Liga de forma gratuita, que en parte es del Rayo. Eso lo que hace es bajar el valor de los derechos de televisión, cuando tanta falta nos hace subirlos.

—¿Qué haría con los partidos de los lunes, que tanto los sufrió el Rayo la temporada pasada?

—Tenemos un contrato y debemos jugar cuando se nos diga. Desde aquí hago un llamamiento a la afición para que, si nos toca jugar algún partido en lunes, seamos lo más comprensivos. Hay que apoyar al equipo por encima de todo. Aunque a mí el fútbol me gusta los fines de semana, si dejan de pagar los operadores, el fútbol moriría.

—La Ley del Deporte todavía no ha sido aprobada, ¿para cuándo?

—No tengo opinión porque no tengo un borrador de la Ley del Deporte. El Rayo no ha recibido ningún borrador.

—¿Qué le parece el reparto televisivo del fútbol español?

—Es el que hay. El Rayo ha mejorado bastante en los tres años que estoy de presidente y se han acortado las diferencias, pero me gustaría que se acortarán aún más.

—¿Cuánto percibe el Rayo?

—Estamos dentro del G-30 y no tenemos un ingreso fijo, sino que dependemos de varios índices. No aventuraría a decir una cifra exacta, pero entre 15 y 20 millones por temporada.

—¿Qué opina del control económico de la LFP?

—Es lo mejor que se ha podido hacer en la Liga. El ideólogo de eso ha sido el señor Javier Tebas, muy criticado en algunas cosas pero en esto hay que ponerle un 10 o una matrícula de honor. Lo que viene a hacer el control de la LFP es impedir que los clubes se gasten más de lo que tienen.

—¿Cuál es el límite impuesto al Rayo esta temporada?

—Rondando los 12 millones, variables incluidos.

—Esta temporada tendrán un patrocinador chino.

—Hemos llegado a un acuerdo con la ciudad de Nanjing para los próximos tres años. Hacía años que la camiseta del Rayo no tenía patrocinador.

—Vallecas se hace internacional abriendo mercado en Asia...

—No conozco a nadie que haya venido al estadio de Vallecas y no haya quedado enamorado de su ambiente y no haya salido si era del Rayo siendo todavía más del Rayo, y si no lo era, haciéndose. Tenemos que dar a conocer esas señas de identidad.

—¿Cuál es su primer recuerdo del fútbol?

—Ver a mi padre viendo a la selección argentina en el Mundial 78. Yo tendría año o año y medio. Y luego recuerdos del Mundial 82, de Naranjito.

—¿Quién le llevó por primera vez a un estadio y a qué edad?

—Me llevaría mi padre, y yo tendría cuatro o cinco años..

—¿De qué equipo era de niño?

—Por los orígenes de mi padre yo seguía a Argentina y mi ídolo era Maradona. Luego, cuando tuve uso de razón, me hice del Rayo.

—¿Cuál era su jugador preferido?

—Maradona, con mucha diferencia. Tengo la suerte de tener una foto con él y guardo un balón firmado por él. Lo guardo como oro en paño. Y después Butragueño, que me impactó cuando yo era un chaval.

—¿Jugó usted al fútbol? ¿Qué tal lo hacía?

—Empecé con natación y judo y luego pasé al fútbol. Intenté jugar al máximo nivel, pero a veces no hay suerte o no hay talento para llegar a donde uno quiere. Jugaba en dos o tres equipos y lo combinaba con el fútbol sala. Jugué en la Escuela de fútbol de La Concepción, en el Fuenlabrada, San Sebastián de los Reyes, el Pegaso. Seguí la tradición familiar, mi padre Santiago estuvo en el Atlético de Madrid de joven, pero le rompieron el tobillo y tuvo que dejarlo con 18 años. Mi tío Laureano jugó en Primera en Argentina, en Banfield, en España jugó en Granada, Zaragoza y Murcia y en Portugal en el Sporting de Lisboa.

—El fútbol, ¿mejor en la grada o en el palco?

—En la grada. Cuando eres aficionado se sufre, se llora, se siente..., pero en el palco se pasa extremadamente mal. Hay un protocolo que los presidentes tendríamos que hacérnoslo mirar, porque nos hace no ser tan humanos y reprimir nuestras emociones y sensaciones, y se pasa mal.

—¿Qué relación tenía con el fútbol antes de ser presidente?

—He sido abonado del Rayo muchísimos años.

—El Rayo acaba de cumplir 90 años.

—Por suerte, porque hace tres años parecía imposible que lo pudiera cumplir. Estaba al límite de la muerte, en coma. Se ha logrado con trabajo y pasión, y ahora atraviesa uno los mejores momentos de su historia. Por segunda vez va a cumplir cuatro temporadas seguidas en Primera y espero superarlas.

—¿Quién ha sanado a ese enfermo? La Ley Concursal, Martín Presa, la afición, todos...

—Entre todos, pero primero la afición, que nunca ha dejado al equipo de lado.

—Club peculiar el Rayo, usted como el presidente más joven, y antes fue el primer club de Primera en tener a una presidenta, María Teresa Rivero.

—Casualidades de la vida. Para mí es un orgullo presidir al equipo del que uno es hincha desde que es un chaval.

—La primera equipación del Rayo era camiseta y pantalón blanco, luego en acuerdo de colaboración con el Atleti, éste obligó a que llevara algo rojo en la vestimenta.

—Bueno ahí también se habla de unas equipaciones que cedió River Plate. Al final, el distintivo del Rayo es una banda roja, roja del color de la sangre. El Rayo es un equipo al que se le puede batir por más presupuesto, pero es muy difícil batirlo por trabajo, por pasión, por ilusión. Esa es nuestra seña de identidad.

—Rayo y River sólo se enfrentaron una vez en la historia. Fue en un trofeo Ciudad de Madrid invitados por el Atlético. Para cuando uno en Vallecas.

—El problema es que River cobra mucho.

—También se hizo socio de honor a Santiago Bernabéu. ¿El Rayo es más del Atleti o del Madrid?

—El Rayo Vallecano es del Rayo Vallecano solo. Evidentemente, como madrileños, nos alegramos de los triunfos de los otros equipos de Madrid. El Rayo tiene identidad y ADN propio.

—Su relación con los ‘bukaneros’ es pachucha tirando a mal.... ¿Cómo está ahora mismo?

—En el último año ha mejorado, pero con toda la afición en general. El nivel de animación que tenemos en el campo de Vallecas no lo hay en ningún otro campo de España. La afición se está volcando con el equipo pero también tiene sus reivindicaciones. Vallecas tiene que ser un templo del fútbol.

—¿Se sabrá algún día quién o quiénes fueron los responsables del famoso apagón en el estadio en partido con el Real Madrid?

—Eso es el pasado. Por suerte pasó y vamos a dejarlo en el pasado. La gente tuvo gran mérito de aguantar hora y media con las puertas cerradas, como el ganado. No hubo ningún incidente ni heridos.

—Cuando llegó al Rayo, el club tenía 35 millones de deuda y con 300 acreedores haciendo cola para cobrar. ¿Como está eso ahora?

—Tenía más, tenía más. Ahora, la deuda ha disminuido en gran cantidad.

—¿Cuál es la cantidad exacta de deuda?

—Sin los datos delante no sé decir, pero muy por debajo de lo que estaba.

—¿Qué presupuesto maneja para la temporada que comienza?

—El presupuesto de plantilla es bajo, como todos los años, unos 11 millones de euros, y el presupuesto del club estará rondando los quince. Hasta ahora ha sido el presupuesto más bajo de Primera. No sabemos si ahora el Eibar nos quitará ese desagradable honor.

—Este verano llevan 16 bajas y sólo nueve incorporaciones. Dice Paco, su entrenador, que de seguir así, sin fichar, van a Segunda.

—Son formas de animar a los futbolistas. Paco es muy exigente.

—¿Se han planteado la posibilidad de un nuevo estadio?

—El planteamiento a corto plazo es continuar en Primera e ir saneando el club. El tercer objetivo es atraer cada vez más a esa gente a la que le cae simpático el Rayo.

—¿Cuánto cuesta ser abonado del Rayo?

—Barato. Para adultos los hay desde 160 euros, y no hay día del club venga el Atlético o el Madrid.

—Sólo los clubes de Madrid, Barcelona y Valencia están en ciudades con más habitantes que Vallecas, y Bilbao, a la par.

—Vallecas tiene mucho potencial.

—¿Es el Rayo un club de barrio?

—El Rayo es un club de barrio, es orgullo de barrio y tiene su esencia de barrio. Es de Vallecas, pero también es de Madrid e invitamos a toda esa gente que siente simpatía por el Rayo a que se acerque al estadio de Vallecas.

—90 años de historia. 15 temporadas en Primera. Si ganasen un título...

—Seguir en Primera es un título para el Rayo.

—¿Que tal es su relación con la familia Ruiz Mateos?

—No los he visto nunca.

Comentarios

Comentarios no disponibles