Competición
  • Champions League

James Rodríguez llevó a 45.000 hinchas al Santiago Bernabéu

REAL MADRID

James Rodríguez llevó a 45.000 hinchas al Santiago Bernabéu

Cerca de 15.000 colombianos tiñeron de amarillo su presentación. El nuevo jugador del Real Madrid retoma sus vacaciones y el 1 de agosto irá al ‘stage’ de Estados Unidos. Real Madrid-Fiorentina en directo

Madrid

James Rodríguez fue presentado ayer y el Bernabéu le recibió como un Galáctico: 45.000 aficionados se congregaron en el coliseo blanco para ver al nuevo ‘10’ madridista. Una marea que estuvo teñida de amarillo por los cerca de 15.000 fans colombianos presentes en el acto, completamente entregados a su compatriota al grito de “¡Goleador, goleador, gracias goleador!”...

El Madrid programó el acto a las 20:00 horas para evitar el calor y el madridismo respondió. Tanto, que el ambiente previo era prácticamente similar al de un partido, con puestos de venta de comida, bebida y camisetas. Florentino fue el encargado de abrir la presentación con un discurso en el que, al citar a Di Stéfano y su vinculación con Colombia, el estadio estalló en un espontáneo grito de “¡Alfredo, Alfredo...!” y una sonora ovación. La anécdota, la aportó el propio Florentino, que se refirió en una ocasión al nuevo futbolista blanco como ‘Yames’, casi a la inglesa, aunque rápidamente se corrigió.

Una vez que llegó su turno, el colombiano, tímido al subirse al estrado, apenas se hizo oír cuando dió las buenas tardes. La afición le arropó en ese momento con un “¡James, James...!”. Eso pareció insuflarle confianza y entonó con más fuerza un breve agradecimiento: “Estoy muy feliz, es un sueño hecho realidad. Espero dar muchas alegrías y ganar muchos títulos. Gracias y ¡Hala Madrid!”.

El Bernabéu, un mar de banderas tricolores colombianas, también le recibió con pancartas afectuosas: “Colombia con el Niño Maravilla” y “Brilla por nosotros”. También hubo una con un encargo especial: “James, tráenos la Undécima”.

Por momentos, la presentación parecía la previa de un partido de la selección cafetera. Más de 40 periodistas colombianos acreditados y cuando James cogió por primera vez la elástica blanca, parte del Bernabéu entonó emocionado el “¡Oh gloria inmarcesible! ¡Oh júbilo inmortal!...”, que inicia el himno nacional de Colombia...

Tanta fue la pasión de sus compatriotas, que dos saltaron burlando el cordón de seguridad para llegar al césped y abrazarse a él. En el fragor del momento hasta un guardia de seguridad se dio un costalazo, pero James no perdió el temple y protegió a los chicos para que fueran desalojados del terreno de juego sin incidentes.

Larga jornada. El día comenzó temprano para James. A las 10:30 horas ya estaba en el Hospital Sanitas La Moraleja dispuesto a someterse al pertinente reconocimiento médico, que contó con una analítica completa, además de pruebas cardiorrespiratorias y osteomusculares. A la salida, Carlos Díez, director de los servicios médicos del club, lo explicó: “Está muy bien, se encuentra en perfecto estado para ponerse a disposición del cuerpo técnico y empezar a trabajar”.

Después de comer y reposar un rato en La Finca (Pozuelo de Alarcón), James se dirigió al Bernabéu para formalizar su contrato. El colombiano, impecablemente vestido con traje y corbata negros, y camisa blanca, fue recibido por Florentino en la planta noble. Ambos estamparon el vínculo que unirá al talento cafetero con el Madrid por seis temporadas. James se llevó la pluma con la firmó como regalo y una réplica en plata del Santiago Bernabéu.

Estuvo arropado por el embajador colombiano en España, Fernando Carrillo, su antiguo club, con la presencia de Vadim Vasilyev (vicepresidente del Mónaco), su agente, Jorge Mendes, y parte de su familia. No estuvo su madre Pilar Rubio, ni su hija Salomé (el club le regaló una camiseta con el nombre de la pequeña y el ‘10’), pero sí su esposa Daniela. Estaba radiante. No paró de hacer fotos desde la banda. Es hermana del portero internacional colombiano David Ospina.

Una vez acabado con el protocolo de su puesta de largo oficial, por la noche cenó con Florentino y procedió a retomar las vacaciones. Disfrutará de los ocho días libres que le restan, porque el 1 de agosto Ancelotti le espera en el stage de Los Ángeles. Allí conocerá a sus nuevos compañeros, aunque alguno como Bale se adelantó y ya la felicitó ayer por Twitter: “Otro gran jugador se une al Madrid, bienvenido James, disfruta del día”. En Estados Unidos, James empezará a prepararse para la Supercopa de Europa del 12 de agosto donde se jugará su primer título como madridista...

Comentarios

Comentarios no disponibles