Luis Felipe Scolari echa mano del libro de estilo del 2002

GRUPO A | BRASIL

Luis Felipe Scolari echa mano del libro de estilo del 2002

Luis Felipe Scolari echa mano del libro de estilo del 2002

Andre Penner

AP

Tal y como hizo en Japón, cambiará piezas en la fase del mata-mata. Fernandinho apunta a titular y Brasil empieza a entrenarse a las 13.00 para acostumbrarse al horario de octavos.

Luiz Felipe Scolari ha empezado a preparar el partido de octavos de final ante Chile siguiendo el libro de estilo que empleó en el Mundial de 2002 de Corea-Japón. En aquel campeonato, el técnico utilizó la primera fase como un banco de pruebas para solventar las dudas que tenía en el equipo. El resultado fue que a partir de los octavos de final fue desapareciendo de la alineación Juninho Paulista y progresivamente en su lugar entró Kléberson, que se mantuvo hasta la final siendo ya titular en los cuartos y en las semifinales. Ahora, todo apunta a que el centrocampista del Manchester City Fernandinho será el nuevo Kléberson y que el damnificado será Paulinho, del Tottenham.

Resultó un dato significativo que en el último partido de la primera fase Paulinho fuese sustituido por Fernandinho en el descanso. A los periodistas me más conocen a Scolari no les sorprendió este proceder en absoluto. “Es su manera de hacer cástings. Cuando no tiene clara una posición le da un tiempo a cada jugador entre los que duda y decide como si se tratara de un examen final. Ya lo hizo cuando tuvo que decidir el delantero centro. En un amistoso ante Inglaterra le dio un tiempo a Fred y otro a Luis Fabiano. Y Fred ganó el puesto”, asegura un especialista en la selección de Brasil. Todo apunta a que Fernandinho, ante Camerún se ganó el puesto.

Con el mismo tiempo sobre el campo, los datos de Fernandinho superan de largo a los de Paulinho. Además de marcar un gol, dio 22 pases buenos por únicamente 9 de su competidor por el puesto. Si era un examen final, la nota parece cantada.

Más allá de la variación en el once inicial, Scolari ya advirtió que para preparar el contra Chile, “por encima de todo cambiaré los entrenamientos”. La primera prueba de ello fue en la vuelta al trabajo del equipo tras el día de descanso. En vez de la habitual sesión a las once de la mañana, Scolari decretó que el entrenamiento empezara a las 13.00 horas pues a esta hora se jugará el partido ante Chile. Hasta ahora, Brasil ha jugado todos sus partidos en horario de tarde y el cambio preocupa a algunos jugadores del combinado menos a David Luiz, que comenta con su habitual buen humor que “yo juego en Inglaterra, estoy más que acostumbrado a las sesiones matinales”.

A pesar de que las estadísticas en los enfrentamientos entre Brasil y Chile son escandalosas a favor de los anfitriones (de 68 partidos disputados, Chile sólo ha podido derrotar a Brasil en 8 ocasiones y nunca en la fase final de un Mundial) Scolari le tiene mucho respeto a Chile. La última vez que se enfrentaron fue hace siete meses en un amistoso en Toronto y Brasil sólo pudo imponerse por 2-1 con goles de Hulk y Robinho, que salió desde el banquillo. El tanto chileno lo marcó Vargas. Desde entonces, Scolari temía un posible enfrentamiento ante los chilenos. Ahora ya lo tiene, será el sábado y Felipao sabe que necesita cambiar algo para que todo siga igual.

 

Comentarios

Comentarios no disponibles