Grupo D | Uruguay

Luis Suárez, el verdugo inglés que cuesta 70 millones de euros

Luis Suárez debutó en el Mundial con una gran actuación. Madrid y Barça se lo disputan y saben el precio que le ha puesto el Liverpool: 70 millones de euros.
Sorteo Mundial 2018 en vivo y en directo

0

Se puede discutir si Luis Suárez pertenece a ese pequeño Olimpo de grandísimas estrellas cuya repercusión va más allá del último partido o el último gol: hoy puede que nos encontremos con tres que serán históricos. Y es posible que Suárez sea uno de ellos. De todo ello se puede hablar. En el bar mayormente. Pero Roy Hodgson cometió el error de dudar en rueda de prensa si Suárez pertenecía a la especie de jugadores de talla mundial antes del Inglaterra-Uruguay. Si se suma esa vacilación a la larga lista de críticas e insultos que el delantero ha recibido en Inglaterra, más el esfuerzo máximo que tuvo que realizar para estar a punto para el Mundial tras su operación de menisco, el resultado fue lógicamente explosivo: Suárez no estaba motivado, sino lo siguiente.

Así lo ha reconocido el propio futbolista a la prensa de su país tras marcar los dos tantos que derrotaron a Inglaterra en Sao Paulo por la mínima. “No buscaba una venganza”, ha dicho Suárez. “Pero en Inglaterra no dejaban de hablar de mi lesión y el entrenador dijo cosas que me enfadaron”, se lee en Tenfield.

El delantero del Liverpool se abrazó con Steven Gerrard al finalizar el encuentro: el centrocampista no pudo detener el avance charrúa en la primera mitad, y su erróneo cabezazo acabó a los pies de Suárez para el segundo. El fisio de la selección, Walter Ferreira, también se llevó el cariño del goleador. “Mi mujer y mis dos hijos son importantes para mí, y también lo es Walter. Los goles se los dediqué a él por todo lo que ha hecho por mí. Es el principal responsable de los tantos”.

No hay futbolista en el mundo más determinante que Luis Suárez esta temporada, quizá incluso por encima de Cristiano y Messi que, a diferencia de Luis, lleva años demostrándolo. Ahora que está más centrado y que necesita pocos balones para hacer daño, es un galáctico pero también un futbolista que gana partidos sin necesidad de estar en forma. En su renovación, incluyó una cláusula de 70 millones de euros. El Liverpool prepara un plan B por si se va, pero confían en que la liga de campeones sea una atracción suficiente para su continuidad. Pero limitados en el presupuesto, saben que deberán luchar contra el Barcelona y el Real Madrid que le tienen en su punto de mira.