Arjen Robben deslumbró y se cobró la venganza de Sudáfrica

El jugador de éxito

Arjen Robben deslumbró y se cobró la venganza de Sudáfrica

Arjen Robben deslumbró y se cobró la venganza de Sudáfrica

El fútbol le dio la oportunidad a Robben de cobrarse la revancha que, según dicen, el fútbol siempre da. Ayer marcó un doblete y su velocidad destrozó a España.

El fútbol le dio la oportunidad a Robben de cobrarse la revancha que, según dicen, el fútbol siempre da. Cuatro años después pudo sacarse la espina de la final del Mundial de Sudáfrica. Si en aquella cita simbolizó la derrota de Holanda, ayer la explosiva combinación de su calidad y velocidad resultó letal para España, que no encontró la manera de contrarrestarle, hasta el punto de que sólo le hicieron una falta en todo el choque.

Van Gaal ideó un plan donde, junto a Van Persie, era el destinatario de las rápidas transiciones que Holanda ejecutaba cuando recuperaba el balón tras su agresiva presión. Ayudado por el nefasto día de Ramos y Piqué, esta dupla fue una pesadilla, y eso que sólo conectaron seis veces entre ambos durante todo el partido.

En el minuto siete, Robben ya dio la asistencia del mano a mano de Sneijder. Tras el 1-0 asumió más liderazgo y, en la segunda parte, rompió el choque. Primero aprovechó un gran envío de Blind para batir a Iker tras un control soberbio y un recorte sobre Piqué. Después, condujo la contra del remate de Van Persie al larguero y completó su exhibición con el 1-5, que llegó tras una espectacular cabalgada en la que superó por velocidad a Ramos y regateó a Iker. Una última gran parada le arrebató el hat-trick en su único disparo que no fue gol.

Para ser el héroe de la goleada sólo necesitó participar en 31 jugadas, recibir 27 pases y, eso sí, correr 8,6 kilómetros.

Comentarios

Comentarios no disponibles