REAL MADRID 2 - INTER 2

Zinedine Zidane se hace eterno

Marcó un gol y volvió a ser la gran figura del Madrid en el Classic Match ante el Inter. También brillo Guti. Iván Pérez, Zanetti y Choutos firmaron los otros tantos.

Madrid
0
Zinedine Zidane se hace eterno
DIARIO AS

Zidane. Con una sola palabra y un solo futbolista se puede resumir un partido. Zizou. En el argot futbolístico para explicar una diferencia abultada de calidad y físico se suele usar el ejemplo de hombres contra niños. A partir de ahora, después de cinco Classic Match consecutivos, se puede emplear otra comparación para mostrar una superioridad evidente: “Pareces Zidane en un partido de veteranos”. Cada balón que controlaba, cada zancada que emprendía, cada pase que daba, cada gesto técnico, cada regate provocaba la misma reacción para los 58.000 espectadores que acudieron hoy al Bernabéu: “¡¡¡Ohhhhhh!!!”. Pese que al Madrid Leyendas contaba con Zidane en sus filas, el partido finalizó 2-2. Zidane y Butragueño para el Real Madrid y Zanetti y Choutos para el Inter. Es el primer Classic Match que no se lleva el conjunto blanco, aunque era lo de menos porque la recaudación de este encuentro va para los programas de la Fundación del Real Madrid ‘Juntos por la Infancia’.

El interista Ze María no tendrá pesadillas esta noche con las agujetas de mañana o las ampollas que le habrán producido las botas por el calor que azotaba esta tarde en el Bernabéu. No. Ze María sufrirá esta noche recordando a Zizou por la banda izquierda. El francés adelantó al Real Madrid Leyendas en el minuto 17 con una preciosa acción en la que se marchó del brasileño y fusiló al palo de Toldo, que lo más que pudo hacer fue sacar el balón del fondo de las mallas con cierta clase.

Ese disparo fue un cohete y mostró al respetable que no estaban viendo un partido entre solteros y casados, sino un encuentro entre veteranos del Real Madrid e Inter. A partir de ese momento, ambos equipos despertaron. Guti también demostró su calidad, pese a no gozar del físico de Zizou. Avisó un minuto antes del gol de Zidane con un chut por encima del larguero. El ‘14’ y el ‘5’ se repartieron los aplausos. Guti aguantó 81 minutos sobre el terreno de juego y no se le vio mal físicamente si tenemos en cuenta que el primer cambio del partido vino en el minuto 15, cuando Morientes entró por Santillana, que recibió el cariño de la grada por las grandes noches que ofreció en este estadio.

En el 23’, Zanetti firmó un golazo desde fuera del área con la derecha. Jugó como extremo zurdo. Fue el que más peligro creó de su equipo junto a Suazo, que guardaba todavía algo de velocidad. Buyo hizo la estatua en el gol del argentino. Nada pudo hacer. Hierro ya ejercía de capitán sobre el campo tras la marcha de Santillana y desde el centro del campo recordó sus magníficos desplazamientos en largo. Antes del descanso, Zidane volvió a dejar por los suelos a Ze María por la izquierda para mandar su disparo al palo. El Inter, con estilo italiano, se marchó a los vestuario con empate, pero los aficionados fueron a refrescarse con el buen sabor de boca de haber pagado una entrada para ver de nuevo a Zidane.

En la segunda mitad se produjo el carrusel de cambios. Ningún futbolista disputó el partido completo. Zanetti aguantó 89 minutos, Zidane 86 y Guti 81. Iván Pérez remató bien con la cabeza un centro de Velasco desde la derecha para poner el 2-1 en el marcador. Pero el Inter de Walter Zenga, que estuvo muy activo desde la banda dando indicaciones, no quería regresar a Milán con una derrota. Zanetti centró desde la derecha en el 77’ y por el segundo palo apareció la cabeza de Choutos.

La celebración, junto al banquillo interista, parecía indicar que había algo en juego. Lo festejaron de lo lindo. El gen competitivo no lo pierden los italianos ni en estos partidos. Al final, fiesta en el Bernabéu. Olas en la grada repetidas en la segunda parte y el himno de la Décima para abrir y cerrar el encuentro. Se vitoreó y aplaudió como el gol de Zidou el noveno Roland Garros de Nadal, cuando lo anunciaron por megafonía con la segunda parte en juego. También sonó el de las Mocitas, pero fue 15 minutos antes del partido interpretado en directo por la Fundación Orquesta Sinfónica Chamartín.