Caso Movilla: Agapito Iglesias desautoriza a García-Pitarch

REAL ZARAGOZA

Caso Movilla: Agapito Iglesias desautoriza a García-Pitarch

Caso Movilla: Agapito Iglesias desautoriza a García-Pitarch

JAVIER BELVER

"La nota se insertó sin mi consentimiento. No estaré de acuerdo en que se conteste a un grandísimo jugador y mejor persona a través de la web”, declaró.

La guerra interna en el Real Zaragoza vivió ayer su episodio más rotundo con la desautorización pública de Agapito Iglesias a García-Pitarch por la publicación en la web oficial del club de un extenso comunicado de 14 puntos desmintiendo todas las acusaciones que Movilla formuló contra el director general en su rueda de prensa de despedida de este martes. “La nota se insertó sin mi conocimiento ni consentimiento. No estaré de acuerdo en que se comunique nada a través de la página del club para contestar a un grandísimo jugador y mejor persona”, declaró al mediodía Agapito a Heraldo.es, en relación al Pelado, desatando una verdadera convulsión en las oficinas de la entidad.

Las manifestaciones del máximo accionista del Real Zaragoza confirman de una vez por todas su enfrentamiento con García-Pitarch desde que éste anunció en público sus deseos de comprarle el club, y dejan al ejecutivo valenciano en una situación de absoluta marginalidad en el Zaragoza, pese a tener otros dos años más de contrato firmados, a razón de 1,4 millones de euros.

De hecho, García-Pitarch, en la reunión que ayer mantuvo por la tarde el Consejo de Administración del Real Zaragoza, anunció que va a desligarse de todos los asuntos de calado de la sociedad anónima, fundamentalmente la negociación con la Agencia Tributaria, y que ya no va a sumir responsabilidades de primer orden. Su suerte en el Zaragoza está definitivamente echada, por lo que no puede descartarse que ni finalice la presente temporada en el cargo.

Al final, la rueda de prensa de José María Movilla, en la que cargó duramente contra García-Pitarch —“Por todo lo que está haciendo, me preguntó su realmente quiere subir”— y, sorprendentemente, también contra Agapito —“Su gestión ha sido nefasta y ahora mete a éste que es peor. Agapito siempre me ha tratado bien, pero ha hecho de un sentimiento su corral”—, ha sido el detonante de una guerra abierta que se venía fraguando desde hace un mes y que acabará con la marcha de Pitarch.

Comentarios

Comentarios no disponibles