REAL SOCIEDAD 3- FC BARCELONA 1

Martino: "Mi lectura del partido y de los cambios fue errónea"

"Respecto a mi expulsión, no tengo nada que decir. El árbitro tomó la decisión que tomó y nada más, está bien", dijo el técnico del Barcelona.

0

Gerardo Tata Martino tuvo una de sus conferencias de prensa más duras desde que es el entrenador del Barcelona. El técnico asumió la responsabilidad de la derrota y admitió que equivocó el planteamiento, la lectura y hasta los cambios. No entró en su expulsión.

¿Qué le queda de la derrota? “El dolor de la derrota. La Real jugó bien y la lectura que yo hice no fue la que correspondía. Creo que este partido daba para jugar un partido más similar al de la semifinal de Copa”.

Las expulsión y los posibles incidentes: “Respecto a mi expulsión, no tengo nada que decir. El árbitro tomó la decisión que tomó y nada más, está bien. Con el entrenador y con los jugadores de la Real no he tenido ni siquiera un intercambio de opiniones”.

Xavi, por qué no jugó. ¿Cree que estará molesto?: “Es posible que todos los futbolistas entienden que deben jugar un partido como éste. Al entrar Alexis y Cesc teníamos cuatro delanteros y una línea de tres delanteros. Entendíamos que no era momento para dar lugar a Xavi. Entendíamos que nos valdría en los últimos 20 y 25 minutos si el resultado era otro para poder circular. Al ponerse el partido 3-1, consideramos que no tenía cabida en esos 20 0 25 minutos”.

Planteamiento, ¿por qué seis cambios y ningún cambio al descanso? “Demoramos los cambios porque nos parecía que el gol de Leo nos metía en partido y que podíamos esperar para repensar el partido. Los dos goles fueron muy seguidos. Probablemente, la decisión de no cambiar también fue errónea por pensar que el 1-1 nos ponía en partido

¿Por qué Busquets, por delante de Song?: “Habíamos hablado con Busquets, que está más acostumbrado en la Selección a jugar con un pivote".

Seis cambios desde Manchester a Anoeta sin partido entre semana: “La idea de poner tres puntas implicaba romper el juego de los centrocampistas. Pensamos que el desgaste de Manchester podía jugar una mala pasada y también por la cuestión de las rotaciones y de que todo el mundo se sienta importante. Pero está claro que las rotaciones son buenas sólo cuando funcionan”.