El ministro de Deporte de Brasil: "Hay que confiar desconfiando"

BRASIL 2014

El ministro de Deporte de Brasil: "Hay que confiar desconfiando"

El ministro de Deporte de Brasil: "Hay que confiar desconfiando"

EFE

El dirigente de la cartera deportiva en el antifrión del Mundial resume la dureza de llegar en plazo a la cita, pero muestra su fe en un final feliz.

El ministro brasileño de Deportes, Aldo Rebelo, dijo hoy que el Gobierno tiene que "confiar desconfiando" en la conclusión del estadio Arena da Baixada, de la ciudad de Curitiba, confirmado ayer por la FIFA como una de las doce sedes del Mundial pese al atraso en las obras.

"Tenemos que confiar desconfiando", afirmó Rebelo un día después de que la FIFA levantara su ultimátum de enero, cuando advirtió de que los partidos de Curitiba podrían pasar al estadio de otra ciudad.

Según Rebelo, que participa en la vecina ciudad de Florianópolis en un seminario sobre logística con la mayoría de los 32 seleccionadores que disputarán el Mundial, Brasil "tiene que trabajar duro para que el estadio esté listo en el tiempo previsto".

"Creo que todo lo que se está haciendo se va a resolver", subrayó.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, anunció ayer que el estadio de Curitiba será entregado el 15 de mayo, exactamente un mes después del Arena Corinthians, de Sao Paulo, donde se jugará el partido inaugural y cuyas obras eran las más atrasadas.

Según Rebelo, el Gobierno podrá intervenir en caso de que se presente algún retraso burocrático para facilitar el desembolso de recursos aprobados por un banco oficial.

El Atlético Paranaense, la Alcaldía de Curitiba y la gobernación de Paraná, estado fronterizo con Argentina y Paraguay, alegaron que los retrasos de las obras obedecieron a la demora para la asignación de los recursos.

En Curitiba se jugarán cuatro partidos de la primera fase del Mundial: España-Australia (grupo B), Irán-Nigeria (F), Argelia-Rusia (H) y Honduras-Ecuador (E).

Rebelo se refirió también a las protestas sociales que se intensificaron en junio pasado, en plena disputa de la Copa Confederaciones, algunas con hechos violentos.

"No habrá espacio para las manifestaciones violentas durante el Mundial. El clima será otro. Las protestas pacíficas nosotros las tenemos que respetar. La única manifestación que espero tener es la manifestación de afecto y acogida a las selecciones", resaltó.

Comentarios

Comentarios no disponibles