Iturraspe: “Lo que pasó con Cristiano fue un lance del fútbol”

Athletic

Iturraspe: “Lo que pasó con Cristiano fue un lance del fútbol”

Ander Iturraspe resta importancia al choque de cabezas con Cristiano Ronaldo e incide más en el ambiente de crispación que se ha creado después del Clásico de San Mamés.

—Da gusto ver al Athletic. Aunque cayó en Copa y no se pudo ganar al Madrid, el equipo ha salido reforzado.

—Estamos en una línea muy buena. Quizás no han sido los mejores resultados, pero las sensaciones son buenísimas. Hay que ser muy optimistas.

—Es el único equipo que ha jugado de tú a tú a los tres de arriba. Batió al Barça, el Atlético estuvo contra las cuerdas y el Madrid lo pasó muy mal.

—El nivel no se mide sólo contra esos equipos, pero hay que tenerlo en cuenta. Es muy difícil estar en todos los partidos a la altura, hemos competido de manera adecuada contra ellos.

—Recibió alguna crítica al principio de año por su mensaje de mesura en los objetivos. Se habló de conformismo. ¿Qué razón tenía, el mal año pasado?

—Por supuesto. La gente puede criticar, hacer lo que quiera. Tenía clarísimo que había que ser prudentes con las expectativas para este año. Es la mejor forma para trabajar. No lo entendía de otra manera después de dónde veníamos. Cada mes hemos ido a más, es la línea.

—Con 43 puntos y cuartos desde el triunfo ante el Barça, el objetivo será otro.

—Está claro. La situación en Liga es privilegiada y hemos hecho una buena Copa. Nos obliga a aspirar a más. La Champions va a ser complicadísima por el alto ritmo de puntuación, aunque la tenemos en mente. Europa es el objetivo más real y la Champions, algo que haría muchísima ilusión.

—Valverde habla de reestrenar San Mamés con la Liga de Campeones. El objetivo está metido en el vestuario.

—Los jugadores queríamos estar a la altura del nuevo campo y la historia del Athletic. Era una tarea complicada porque no sabes cómo vas a reaccionar con el cambio. Llevamos resultados muy buenos, con grandes remontadas y sensaciones, siendo un equipo dominador.

—El fútbol es vertiginoso, se pasa del pesimismo al optimismo en semanas. El Athletic vuelve a tener un proyecto ilusionante. Tras las espantadas de Javi Martínez, Llorente y Amorebieta hay temor a que vuelva a suceder ahora.

—Lo que hay que hacer es disfrutar del momento, no pensar más allá. El Athletic tiene un proyecto buenísimo a largo plazo en todos los aspectos, de institución, afición, jugadores... Es un grandísimo momento.

—¿Está realizado en el Athletic, es su máxima ilusión?

—Sí, por supuesto. Estoy superagradecido de estar aquí, de que me hayan hecho crecer como futbolista y persona. He pasado muchísimo tiempo aquí, desde muy pequeño. En momentos delicados, me han tratado muy bien, lo agradezco muchísimo y lo tengo en cuenta.

—Más allá del reconocimiento de los medios, de los profesionales, la afición está entregada a su juego. ¿Nota que creen mucho en usted?

—Sí, uno trata de sentirse querido y realizado. Cada vez siento más ese cariño, es determinante de cara a lo que un jugador quiere en un futuro.

—Pocos dudaban de sus condiciones, se le pedía regularidad. ¿Cómo ha dado ese salto?

—El primer año de Marcelo todos hicimos una gran temporada. El segundo fue negativo, pero aprendimos muchísimo. En mi caso, encima tuve mucho protagonismo. Es una cuestión de madurez. Tengo 24 años y me queda mucho fútbol por delante, vas creciendo con la confianza, tienes más poso.

—La cabeza hace mucho.

—Clarísimamente, la madurez te permite regular las emociones y malos momentos.

—Hizo un soberbio partido ante el Madrid, aunque le quedaría un mal sabor de boca por la pérdida de balón en el 0-1.

—Hay posiciones en el campo que entrañan riesgo y cuando intentas cosas puedes cometer errores. Tuve la mala suerte de que acabó en gol, pero seguiré arriesgando, asumiendo responsabilidades. No cambiaré.

—¿Cómo vivió la polémica escena con Cristiano?

—Fue un lance del fútbol, que pasa muchas veces en un terreno de juego y adquiere más importancia porque es con un jugador que ha sido dos veces Balón de Oro. No pasa nada.

—¿Duele mucho todo lo que se habla de Gurpegui?

—Por supuesto que duele. Es nuestro capitán, queridísimo por todos, un diez como persona. Te pueden criticar por ser bueno o malo, pero estas cosas hay que pararlas ya.

—¿Qué siente cuando escucha que se provocó a Cristiano o que Gurpegui le cosió a faltas, cuando no hizo una sola a nadie del Madrid en 90 minutos?

—Es una manera de crear algo que no es real. La gente del fútbol que nos sigue siempre, que nos conoce, nos tacha de nobles y hasta de blandos. No sé qué sentido tiene todo esto.

—¿Cómo se detiene esta locura en el fútbol español?

—Es un tema que hay que parar por el bien del fútbol y los aficionados. A veces pasa de la raya. Pararlo es cuestión de otros.

—¿Entiende que Barcelona y Madrid se quejen de los árbitros?

—No. Puede influir que al atacar más haya más acciones, pero quejarse... Hay días que te dan y otros te quitan.

—¿Vio el Real Madrid-Atlético?

—Sí.

—¿Y qué sintió en las acciones de Arbeloa, Pepe o Costa? ¿Se pareció en algo al clásico de San Mamés?

—No tuvo nada que ver un partido con otro. Sabemos que somos un equipo noble, así que estamos muy tranquilos.

—El seleccionador, Del Bosque, habla muy bien de Iturraspe. ¿Se plantea el Mundial de Brasil como meta?

—No, soy consciente de que estamos jugando bien y yo también, pero ahí están campeones del Mundo, Europa y Champions. Yo sólo quiero jugar bien en el Athletic, hacer una gran temporada y disfrutar.

—¿Se le pasa por la cabeza en este momento de euforia dónde podría estar el actual Athletic con Javi Martínez y Llorente?

—Esa etapa ya pasó. Son grandísimos jugadores que lo demuestran en otros sitios, nosotros también tenemos ahora otros muy buenos.

—¿Mantiene su gran relación con Llorente? Le va muy bien en la Juventus.

—Siempre me trató muy bien y fue cercano cuando no jugaba. Aprendí muchísimo de él. Le va bien y me alegro.

—¿Qué les ha dado Ernesto Valverde?

—Tranquilidad y con ella viene todo rodado. Así es más fácil trabajar y llevar los malos momentos. Es un tío normal, que exige muchísimo en la presión alta.

—Cada vez circula más el balón.

—El equipo siempre ha tenido juego y actitud. Pocos lo tienen. Destacábamos más en la presión y ahora estamos muy bien de llegadas.

—La sensación está siendo su compañero de media Mikel Rico. ¡Vaya tándem!

—Todos los fichajes han sido acertadísimos. Beñat es muy bueno, nos va a dar muchísimo. Balenziaga está haciendo una gran temporada y Mikel Rico está tremendo. Etxeita destacó en Elche y aquí es difícil entrar en convocatorias. Luego están Kike Sola y los que han llegado del filial... Hay mucho potencial en este Athletic.

—La gran duda es si mantendrán este ritmo físico hasta que concluya la temporada. ¿Cómo lo ve?

—Tengo clarísimo que sí. Si hay un momento en que un jugador lo pasa mal, habrá un sustituto con garantías.

Comentarios

Comentarios no disponibles