Temas del día

El Martínez Valero ha estado 37 años sin licencia de actividad

Elche

El Martínez Valero ha estado 37 años sin licencia de actividad

El Martínez Valero ha estado 37 años sin licencia de actividad

Fito González

El estadio del Elche normalizará este mes su situación tras finalizar el proyecto de remodelación * Se construyó en 1976 sin permiso de obra ni de actividad.

El Martínez Valero vuelve a ser de Primera División. Y no sólo por la categoría de su equipo, que ha regresado a la elite después de 24 años, sino también por las mejoras realizadas el estadio durante los seis últimos meses. El proyecto de remodelación al que ha sido sometido el recinto acabará sus obras el viernes y está previsto que este mes, 37 años después de su inauguración, por fin tenga licencia de actividad. El estadio se levantó sin permiso de obra por un problema político relacionado con sus terrenos. Hasta ahora no se le había exigido esa licencia.

La construcción de este estadio comenzó con polémica desde el primer día. El expresidente del Elche Manuel Martínez Valero planteó la construcción del estadio que iba a sustituir al histórico Altabix a Vicente Quiles, último alcalde de la ciudad de la etapa franquista. Quiles no dio luz verde al proyecto porque se encontraba en plena época de transición y requería una recalificación de suelo para pasar de rústico a zona deportiva en la extensa zona donde iba a levantarse el futuro Martínez Valero. Tampoco hubo acuerdo inicial con la permuta de los terrenos del viejo Altabix, que debían pasar a urbanizable para que el club recuperara parte de la inversión que iba a destinar en la construcción de su nuevo estadio.

El estadio del Elche se construyó sin tener licencia de obra. Martínez Valero contó con el apoyo de Benito Sáez, Gobernador Civil de Alicante, que respaldó la operación y aseguró que “ese estadio no se lo va a llevar nadie por delante”, según recuerda el entonces vicepresidente José Sánchez Riquelme. No ayudó a agilizar los trámites y a normalizar la situación las rencillas que existían entre el alcalde Vicente Quiles y el presidente Martínez Valero, militante de UCD. La llegada de Ramón Pastor, primer alcalde ilicitano en la transición democrática, no arregló las cosas. El nuevo recinto deportivo fue inaugurado el 8 de septiembre de 1976 sin permiso de obra y sin haber obtenido la licencia de actividad, situación que aún perdura más de 37 años después.

La inversión del proyecto de remodelación ha rondado los 4,5 millones de euros y los resultados están a la vista de los aficionados. Para concluir las obras sólo falta acabar unos detalles en un vomitorio del anillo superior, donde se han habilitado doce nuevas bocas de acceso encaradas con las torres de evacuación exteriores. El aspecto del estadio ha mejorado notablemente con el arreglo de las butacas (muchas de ellas tuvieron que ser desplazadas para ampliar las escaleras de seguridad) y el colorido que da el verde característico de la franja de la camiseta del Elche en los asientos. La fachada de Tribuna ha sido cubierta por una chapa metálica exterior que le ha dado una imagen más moderna.

Los principales cambios se han producido en el área operativa y la zona noble del Martínez Valero. El antepalco cuenta con una zona VIP de reuniones y un restaurante con vista interior y exterior al estadio. Los vestuarios están a la altura de los equipos que están visitando Elche este curso. La sala de prensa cuenta con capacidad para más de 100 periodistas, que disponen de 30 nuevas cabinas en la zona alta con capacidad para cuatro profesionales cada una de ella. La reforma ha afectado a tres mil metros cuadrados de obra.

Mercedes Alonso, alcaldesa de Elche, exigió solucionar este problema dado que el Ayuntamiento sería “responsable subsidiario” ante cualquier problema que afectara a la seguridad de los en torno a 25.000 seguidores ilicitanos que cada 15 días llenan sus gradas en los partidos de su equipo en casa. Luis Ángel Mateo, concejal encargado de Aperturas en el Ayuntamiento de Elche, tiene previsto realizar una inspección con los ingenieros municipales la semana que viene y en un plazo de “unos días más” la licencia de actividad será una realidad para el estadio después de más 37 años en los que ha acogido partidos de fútbol en todas las categorías, un Mundial, una final de la Copa del Rey o partidos de la selección de fútbol y de rugby.

Comentarios

Comentarios no disponibles