Temas del día

Las obras de Curitiba avanzaron mucho, aseguran en Brasil

MUNDIAL 2014

Las obras de Curitiba avanzaron mucho, aseguran en Brasil

Las obras de Curitiba avanzaron mucho, aseguran en Brasil

EFE

Es el estadio donde está previsto que España juegue contra Australia y según afirmó el ministro del Deporte, las obras tuvieron una "importante evolución" desde la amenaza de la FIFA.

Las obras del estadio de Curitiba, Arena da Baixada, donde está previsto que España juegue contra Australia en la primera fase del Mundial, tuvieron una "importante evolución" desde que la FIFA amenazó con excluirlo del torneo, afirmó hoy el ministro del Deporte de este país, Aldo Rebelo.

El ministro visitó hoy el estadio y se reunió con los responsables de las obras y con autoridades del estado de Paraná (sur) y garantizó que los trabajos estarán concluidos a tiempo.

"No quedan obras de estructura por hacer y lo que aún necesita ser hecho se puede concluir con la intensificación de mano de obra", dijo Rebelo, según un comunicado oficial.

El presidente del Atlético Paranaense, Mário Celso Petraglia, aseguró que se ha aumentado en un 40 por ciento el número de trabajadores, después de la amenaza de la FIFA, aunque no precisó la cifra exacta. El pasado diciembre cerca de 1.200 obreros trabajaban en la construcción en dos turnos.El plazo inicialmente dado por la FIFA para la conclusión de las obras de todos los estadios era el pasado diciembre.

En enero la FIFA amenazó con excluir a Curitiba del Mundial si no se aceleraban las obras y fijó para el próximo día 18 una inspección de técnicos que decidirá si mantiene el estadio o si lo deja fuera del campeonato.

Hasta ahora, siete estadios han sido inaugurados y otros cinco están por terminar, de las doce sedes propuestas por Brasil, y el más atrasado es precisamente el de Curitiba, donde España y Australia deberían enfrentarse el 23 de junio.

Están prácticamente terminados los estadios de Manaus y Porto Alegre, que previsiblemente se inaugurarán en febrero, mientras que las autoridades esperan que el de Cuiabá esté listo en marzo y el de Sao Paulo, en abril.

Comentarios

Comentarios no disponibles