Gabriel Torje se hace ‘grande’ en los partidos importantes

Espanyol

Gabriel Torje se hace ‘grande’ en los partidos importantes

Gabriel Torje se hace ‘grande’ en los partidos importantes

Carlos Mira

Su primera titularidad en Liga llegó en el Camp Nou (jornada 12). Aguirre sorprendido al alinearle cuando tan solo había disputado 40 minutos.

Barcelona

Gabriel Torje se ha ganado la confianza de Javier Aguirre. Puede sonar raro teniendo en cuenta su escasa participación, solo 441’ en lo que se lleva de temporada, pero es el futbolista predilecto para disputar los partidos grandes. Ha disputado nueve encuentros hasta la fecha —cinco de titular— y a sus espaldas están ya los encuentros ante Barça y Real Madrid en Liga y el pasado ante el conjunto blanco en Copa. Anhela más continuidad pero de momento “disfruto con cada minuto que me da el entrenador. Quiero hacerlo lo mejor que puedo y ayudar al equipo. Me entreno siempre al máximo para tener más oportunidad de jugar”, comentó Torje a AS.

Su primera titularidad en Liga llegó en el Camp Nou (jornada 12). Aguirre sorprendido al alinearle cuando tan solo había disputado 40 minutos. Su buen hacer y las grandes labores defensivas le sirvieron para tener más minutos y acumular titularidades. Sin embargo, no fue hasta la visita del Real Madrid en Liga cuando volvió a ser clave. Su capacidad de sumarse al ataque e incrustarse a las mil maravillas en la maraña defensiva planteada por Aguirre le han hecho ser indiscutible en los dos duelos ante los blancos.

“Intento manejar bien los partidos y hacerlo lo mejor posible. Yo cumplo órdenes y trato de ayudar”, comentó un Torje que tiene opciones de jugar en Valencia.

“Fue penalti porque me toca”

Torje fue protagonista en el encuentro, no solo por sus buenos minutos sobre el césped, sino por la acción en la que Di María le derribó dentro del área. El árbitro no acertó en señalar penalti, pero Torje confesó que “estoy seguro de que es penalti porque me toca. Aun así, el árbitro no lo pitó”. Esa acción pudo cambiar el devenir del encuentro y todavía más de la eliminatoria. El Espanyol deberá remontar en el Bernabéu y el rumano confía en ello: “Vamos vivos a Madrid. Estuvimos muy bien e hicimos el mejor fútbol que se podía hacer. Disfrutamos. Lástima de la derrota porque lo más justo hubiera sido un empate”, explicó. Pero antes de pensar en la remontada toca preparar el duelo ante el Valencia, también vital en el campeonato.

Comentarios

Comentarios no disponibles