Simeone: “Diego Costa va a sorprender en el Mundial”

Atlético de Madrid

Simeone: “Diego Costa va a sorprender en el Mundial”

Simeone: “Diego Costa va a sorprender en el Mundial”

Simeone ha logrado poner al Atleti al nivel de los dos poderosos con menos recursos. Atiende a AS y en esta entrega nos habla de nombres propios y de lo que puede lograr.

—Me gustaría comenzar hablando de nombres propios y de jugadores de los que la afición rojiblanca está muy pendiente. El primero de todos es Raúl García, quien está haciendo un inicio de campaña espectacular. ¿Se esperaba usted ese rendimiento del jugador navarro?

—Raúl García es un ejemplo para todos. Es un jugador que desde que llegó para el vestuario es importantísimo y por eso le hicimos capitán. Es un futbolista que da mucho al grupo, desde lo futbolístico y también desde lo grupal. Cuando llegó de Pamplona no tenía una buena relación con el hincha, que no le aceptaba, pero con su trabajo, con su esfuerzo y con su convicción ha ido cambiando esa relación. También nosotros le encontramos los mejores lugares para que pueda aprovechar lo que tiene, que es gol. Y un jugador que tiene gol es determinante para un equipo. Desde que está, partido a partido, ha demostrado que no nos equivocamos con él y que el equipo le necesita. Lo repito, Raúl García es un ejemplo para todos, aunque es verdad que ustedes saben que tampoco soy de los que me gusta hablar de un determinado jugador y sí soy de los que antepongo el grupo a las individualidades.

—Algunos aficionados piensan que ya podría ser titular, aunque usted es una persona que respeta mucho las jerarquías y quizá por ahí respete los galones de otros jugadores más veteranos y con más experiencia...

—La gente puede decir lo que quiera, por eso el fútbol es tan amplio. Yo necesito buscar lo mejor para el grupo y para el equipo. Y en eso estamos. Yo sólo puedo decir que nadie tiene el sitio asegurado en este Atlético de Madrid, lo saben ellos, que no tengo compromiso con nadie, y que buscaré lo que creo que sea lo mejor para el bien del equipo.

—Diego Costa ha sorprendido a todos por su gran rendimiento, aunque usted ya comentó que puede conseguir muchas cosas debido a la calidad y a la determinación que tiene. ¿Dónde estará su tope?

—El límite está en él mismo. En no olvidarse nunca de lo que le costó encontrarse con este jugador, con este equilibrio, con esta personalidad, con este futuro... Si él no se olvida de todo ese esfuerzo que tuvo que hacer para conseguir todo lo que consiguió, va a seguir creciendo. Porque todos estamos convencidos de que es un jugador que todavía tiene mucho para crecer.

—¿Cree que Diego Costa será protagonista con España en el Mundial?

—Estoy seguro que le irá bien. Va a sorprender con la Selección española. Tiene mucho hambre de victoria.

—Hablemos de la Champions, de una competición que tiene ilusionada a la hinchada rojiblanca. En febrero y marzo espera el Milán en uno de los grandes retos de la temporada. ¿Qué le dice el conjunto milanista?

—El Milán es un gran equipo, con un poder histórico en la Champions, será muy lindo, además en un escenario maravilloso. Se tratará de una gran eliminatoria y estamos muy ilusionados ante ella. Pero antes habrá que jugar partidos importantes de Liga y de Copa.

—La afición del Atlético se ha tomado muy bien el emparejamiento y una parte de la hinchada rojiblanca considera que muy mal lo tienen que hacer ustedes para no pasar. ¿Le preocupa esto? ¿Cree que podría llegar a a ser contraproducente tanto optimismo y que muchos den al Atlético casi como clasificado para la siguiente ronda?

—No porque para mí es al contrario. Aparte de lo de Muntari, de si lo dijo o no lo dijo, el pensamiento de la ciudad de Milán fue que dentro de los nombres que había en ese bombo, con equipos como Bayern, Borussia, Real Madrid, Barcelona... en el nombre, el Atlético parte como un equipo menor comparado con todos ellos y eso hace que ellos tengan la situación como que somos un equipo menor.

—Después de que el sorteo le haya emparejado con el equipo milanista, ¿es más optimista que antes de cara a estar en la próxima ronda de Champions?

—No. Con cualquier rival que nos hubiese tocado hubiera dicho lo mismo. Es la realidad. La eliminatoria está al cincuenta por ciento para los dos equipos.

—El año 2013 ha sido mágico para el Atlético, con otro título, una Copa del Rey ganada en el escenario soñado y ante el rival soñado, un año en el que batieron récords y se ganaron el respeto del fútbol europeo y nacional. ¿Con qué momento se queda?

—Con la final que ganamos en el Bernabéu. Todos sabemos lo que significa para los aficionados del Atlético. Todos sabemos lo importante que es para ellos y también para mí. Fue el mejor momento de 2013 y con el que me quedo. Un partido que quedará para la historia de nuestra entidad.

—Hablemos de algo que le gusta menos, de posibles incorporaciones para reforzar al equipo...

—Se enterarán de lo que pueda suceder en un futuro por medio de la dirección deportiva.

—La pregunta es si necesita este Atlético algo para mejorar...

—Siempre se necesita algo para mejorar, sí.

—¿Qué necesita el Atlético en este mercado invernal?

—La dirección deportiva lo sabe. No me gusta pronunciarme más.

—Su partido a partido se ha convertido ya en un slogan, en una religión y nadie ya se salta ese guión, ni dirigentes, ni jugadores ni tampoco nosotros, los periodistas... ¿Es consciente de ello?

—Es que es una realidad. Les invito a pensar en un médico cuando opera. Primero está atento a la anestesia, luego querrá abrir e irá haciendo las cosas paso a paso. El arquitecto cuando hace una casa piensa primero en los cimientos y no piensa directamente en cómo va a quedar, intentar hacer todo poco a poco para que resulte bonita. Está claro que el que paga al médico o al arquitecto, que es el hincha, el que abona la entrada, quiere ver a su equipo campeón. El que paga lo quiere ver todo lindo. Pero nosotros somos el doctor o el arquitecto. O el que corre la cinta durante una hora. El que lo hace piensa en los primeros cinco, diez, quince minutos... Porque si piensa en los sesenta minutos que tiene que correr encima de la cinta, a lo mejor no llega. Nosotros somos parte de una sociedad en la cual se siente reflejada el partido a partido.

—¿Para cuándo dejará esta máxima y podrá decir que el Atleti lucha por todo? Al fin y al cabo eso es algo que los seguidores del Atlético están deseando escuchar...

—No va conmigo. La respuesta recién que le dí es la más general y acertada. Pero bueno, si usted quiere le digo que si llegamos a la última fecha con opciones de triunfo diremos que podemos optar al título.

—¿Esperaba que el Atlético estuviera en este excelente nivel? Dicho de otra manera, ¿está el Atlético mejor de lo que usted pensaba?

—Yo siempre pienso que las cosas pueden salir mejor de lo que están saliendo. Trabajamos en consecuencia para lograr lo mejor. También debemos tener en cuenta otra parte, que esto es fútbol, es un juego.

—Entonces, por lo que dice, ¿este Atlético de Madrid todavía tiene mejora?

—Sí, me ilusiona seguir creciendo.

—Si le doy a elegir entre Liga o Champions, ¿qué competición elegiría?

—No podría elegir una de ellas. Nunca me gustó elegir. Lo principal es dar todo lo que tenemos y a eso iremos. Eso es lo más importante.

—Dicho de otra manera, ¿cuál de las dos puede ser más fácil ganar, si se puede decir que alguna sea sencilla?

—Ninguna. Ninguna de las dos es fácil. Sí puedo decir que todos pelearemos lo máximo en todas las competiciones. Esto es lo que ha hecho el equipo hasta ahora y es lo que seguirá haciendo cuando volvamos después del parón de estas fiestas de Navidad.

—Hablemos del Balón de Oro. En su opinión, ¿Quién se lo merece llevar?

—Ribery, Ronaldo, Messi... Sería injusto decir uno porque lo merecen los tres. Entonces la FIFA, como siempre elige bien, seguro que ahora lo hará igual.

—¿Pero tiene algún favorito?

—Insisto que elegirán al que se lo merezca.

—¿Cómo pasa usted estos días de Navidad?

—En familia. Son días normales para estar con los tuyos y eso es lo que hago, como casi todo el mundo en estas fechas. Al estar tanto tiempo fuera de mi casa aprovecho para estar con mis hijos y pasar el mayor tiempo posible a su lado. Disfruto de su compañía. Es el tiempo para ellos, para cargar las pilas para los meses de competición que quedan por delante. Además, aprovecho la oportunidad que ustedes me brindan para mandar un saludo y felicitar las fiestas a todos los aficionados del fútbol. Felices fiestas a todos.

Comentarios

Comentarios no disponibles