Antonio Tomás dio el gol, Raúl los evitó ante el Barça B

NUMANCIA 1 - BARCELONA B 0

Antonio Tomás dio el gol, Raúl los evitó ante el Barça B

Antonio Tomás dio el gol, Raúl los evitó ante el Barça B

La presión de los locales desmontó a los de Eusebio en un encuentro con numerosas ocasiones por ambos mandos, pero que únicamente registró un solitario tanto.

Si el partido de este sábado hubiera terminado con un resultado final de 6-3 no hubiera extrañado a nadie, debido a las ocasiones que tuvieron los equipos, sobre todo los locales. El Numancia salió con una presión a la salida del balón del Barcelona que resultó efectiva, puesto que los de Eusebio, tuvieron que recurrir al recurso del balón largo, algo poco habitual en el club blaugrana. Aunque al descanso se llegó con cero a cero en el marcador, lo cierto es que el Numancia tuvo muchas ocasiones para haberse adelantado antes. Gaffoor, Pedro Martín, Julio Álvarez, todos ellos tuvieron ocasiones, algunas sólo con el portero, pero las desaprovecharon. Dongou no aprovechó la única de su equipo en la primera mitad, un único lanzamiento a puerta para los visitantes. El doble pivote con Antonio Tomás y Bedoya, con Julio Álvarez con cierta libertad de movimientos arriba, dio resultado positivo en cuanto a posesión y control del partido. La intensidad que pedía Anquela en ataque, se vio reflejada en el campo, no sólo durante la primera mitad, sino todo el partido.

Segunda parte con el mismo guión, presión a la salida de balón y un Barça desaparecido, mérito de los locales. Justo antes del gol del Numancia, el Barça, en una falta marca de la casa, con movimientos y arrastre de jugadores, provocó que Sergi Gómez se quedara sólo ante Raúl, pero el cancerbero local le ganó muy bien la partida. Instantes después, tras uno de los innumerables ataques sorianos, el balón le calló a Antonio Tomás que, desde la frontal, ajustó el disparo al palo, superando a Masip y logrando el tanto. A pesar del gol las oportunidades de los de Anquela continuaban, pero fueron incapaces de lograr un tanto más. El colegiado decretó alargar tres minutos el partido, llevando los nervios a la grada por los ataques del Barcelona, que sacó su fútbol característico cuando expiraba el encuentro, pero finalmente los tres puntos se quedaron en Soria.

Comentarios

Comentarios no disponibles