"A Bale nunca se le valorará de manera normal por su precio"

BARCELONA | Johan Cruyff

"A Bale nunca se le valorará de manera normal por su precio"

"A Bale nunca se le valorará de manera normal por su precio"

FERNANDO ZUERAS

DIARIO AS

Johan Cruyff habló sobre el Clásico. "Sólo he visto resúmenes del Barça y el Madrid. Ellos van a lo suyo, comprando a la gente y a ver". Y del club: "No tengo necesidad de volver".

¿Viene mucho a la fundación?

Sí, vivo aquí cerca y puedo venir andando, eso facilita las cosas. Tengo mis cosas que hacer aquí, tengo mi papel. Un “papelito”, puede decirse, porque el trabajo lo hace el resto. Estoy muy orgulloso de ellos porque están haciendo una labor enormemente bonita, eficaz y sobretodo lo que hadcen muy bien es defender el nombre.

¿Qué hace en el día a día?

Estoy metido en el desarrollo del futbol base, en el 90% de los casos cosas nuevas, repetir lo viejo no tiene sentido. Tenemos la fundación, más grande, más importante, pero siempre con la misma mentalidad. Cumplir lo que se dice. Nunca decimos lo que vamos a hacer. Lo probamos y cuando esta bien lo decimos. No podemos nunca tener un fallo. Todo lo que hacemos es serio y tienen rendimiento. Lo mismo con las escuelas, los estudios para los deportistas… El deportista tiene un problema: si lo hace bien, lo hace desde los 12 años hasta los 35. Ya no va al colegio, porque está abierto cuando ellos entrenan y cerrado cuando tienen libre. El sistema que tenemos puede ayudar a mucha gente. Tenemos sedes en México, en Perú, Suecia, Amsterdam, Malasia… Podemos ayudar a mucha gente con sus estudios, a prepararse para el futuro que es a partir de los 35 años.

¿Usted coordina este conglomerado?

Esto es demasiado bonito sobre mí. Tengo mis ideas, pero el único diploma que tengo yo es de natación, entonces no puedo dar clases. Lo que sí tengo es la experiencia de 60 y tantos años. La gente que sabe muchas veces nos entrevistamos. Ellos preguntan cosas, yo contesto lo que hago. Y ellos lo manejan dentro de un estudio del punto de vista práctico. Cuando das confianza al niño y lo ayudas a crear una perspectiva para él, el rendimiento es enorme. Porque tú no los fuerzas, les dejas la posibilidad de hacerlo. Siempre hay un experto que tiene más o menos la misma filosofía que tenemos todos. Todos ayudan a todos.

¿Usted será recordado por esto que hace ahora?

Yo creo que sí porque estamos haciendo una labor enorme en medio mundo. Intentar juntar en vez de separar. Hay unos 190 Cruyff Courts en 22 países. El verano pasado tuvimos el Europeo de los Cruyff Courts. Bojan era el organizador, la cabeza visible. Pero no solo era un torneo de fútbol, era educación. Hay niños que viajan por primera vez en su vida. El fútbol está organizado bastante mal. Si cogemos un deporte como el golf, el golfista tiene un entrenador para cada golpe. Pero en el futbol tenemos un entrenador para 15 personas. Pero todos los detalles técnicos son diferentes y es imposible que lo enseñe una persona sola. Podemos aprender del futbol de Estados Unidos, que tienen un entrenador para cada posición.

¿Usted tuvo la idea de montar la fundación cuando vivía en Estados Unidos?

Sí. En Washington estaba la presidenta de Special Olympics, hermana de Kennedy. Yo era representante de futbol en Special Olympics. Mi vecino era un chico con Síndrome de Down. Por sus dificultades no podría jugar en la calle y venía a casa. Jugábamos un poco en el salón con el balón, cabecear un poco… cada día tenía más confianza y después de dos meses estaba jugando al fútbol. Era bonito de ver. Pero el niño tenía miedo, porque hacía calor, todo el mundo tiene piscinas y tenía miedo de caerse. Pero un día llegó y con ropa y todo se metió dentro. Como mayor lo agarras, pero el niño perdió el miedo y en una semana aprendió a nadar. Te das cuenta de que con una pequeña ayuda puedes dejar vivir a toda la família de una manera tranquila y el chico podía participar. A una velocidad menor, pero era una diferencia enorme.

¿Por qué le gusta el 14?

No es que me guste o no. Estuve lesionado y cuando volví quería el ‘9’ pero ya lo tenía otro. Y solo quedaba el ‘14’.

¿Es una casualidad? ¿Ahora le gusta el 14?

Sí, es casualidad. El 9 lo ha llevado todo el mundo, el 14 no. Es una cosa para distinguir.

Últimamente la Fundación Cruyff ha sido noticia porque el Barça tenía una deuda que ya ha pagado…

El Barça ha pagado todo lo que tenía que pagar hasta hoy. Falta un año aún, pero el año no ha terminado, por lo que tiene todo el derecho, en ese sentido. Una cosa es lo que digo yo, otra es lo que cada uno dice individualmente cómo funciona, y los que quieren investigar hablan con la gente y a partir de aquí dicen si la Fundación funciona o no funciona. No me necesitan a mí para defender nada, en Internet hay todos los proyectos que hacemos. Sin avisar a nadie se puede enviar a alguien para investigar. Creo que la prensa, en vez de copiar, tiene que investigar.

¿Le supo mal que Sandro hablara de usted y dijera que estaba enfadado con él porque el Barça tenía la deuda?

No tiene nada que ver con la Fundación. Es la manera en que habló de mí en la precampaña y yo decidí no estar. Un Presidente de Honor es una preocupación y un cargo más que tomaba muy en serio. Por eso lo dejé. Igual que en la Fundación. Antes teníamos algunas personas del club aquí, ahora no hay ninguno. Somos los mejores del mundo en lo que hacemos. Una curiosidad es que el seleccionador actual de México era alumno nuestro. Mi gran momento es cuando tengo que firmar los diplomas, es un orgullo. Veo diplomas para Estados Unidos, para Japón, para Malasia…

¿Es imposible que se reconcilie con Rosell?

R.- Lo tres años que Sandro ha hecho precampaña, son tres años que ha hablado mal de mí. No una vez, tres años. Por lo tanto no tengo ninguna necesidad ni ilusión de estar. Por lo tanto si soy Presidente de Honor, cosas como que desaparece Unicef, o Qatar… Parece que los que estábamos antes éramos tontos. No. Éramos muy inteligentes. Creo que Unicef ha hecho una labor enrome. Y si todos esos valores sociales no tienen ninguna importancia, y solo el dinero, yo no quiero estar.

¿Cree que usted ha hecho algo mal, haría autocrítica?

Siempre, todo el mundo. Creo que todo el mundo se equivoca. El hecho es que si tú te equivocas, aprendes. Si yo me equivocado, me doy cuenta y aprendo, no lo hago nunca más. El equivocarse es mejorar como persona.

¿Cree que esta Junta ha hecho algo bien?

Yo no estoy hablando de bien o mal. Es como yo veo las cosas, como yo vivo las cosas. Tengo la “fama” de que soy pesetero. Dejé el fútbol en el 96, hace muchos años. Si hubiera seguido 10 años entrenando, sería 100 millones más rico, y no lo he hecho. En lugar de eso he hecho la Fundación y otras cosas. ¿De dónde vienen esas tonterías? Y a mí me da totalmente igual, ni duermo menos ni como menos. En líneas generales, la gente y sobre todo los periodistas, tienen que investigar lo que hay. Si investigas lo que he hecho los últimos 16 años, ya tienes mucha información. Y no lo tengo que decir yo.

¿Nunca se planteó volver a entrenar?

No, yo tomo las decisiones sobre unas bases. Y muy pocas veces me arrepiento. Si hubiera pensado “me gustaría volver a entrenar”, lo habría hecho.

¿Ahora ya no lo hará?

No. Lo he dejado y lo dije el primer día. Para mi manera de pensar, había pocos equipos donde pudiera entrenar y cambiar las cosas.

Sandro fue a verle a El Montanyà un día…

Sí.

¿Y no hay nada que hacer?

Yo le dije que para mí es inaceptable que haya hablado de esta manera de mí. Allí había dos personas más, que eran testigos, porque muchas veces las palabras se las lleva el viento. Y por lo tanto no quiero relación, o tiene que rectificar. Yo no tengo ni mala relación ni buena, no hay relación.

Usted sigue siendo amigo de Joan Laporta…

Y de mucha gente del Barcelona, de alrededor del Barcelona, que están trabajando en el Barcelona. Y lógicamente de Laporta, porque lo conozco desde hace no sé cuántos años. Él era mi abogado antes de que pensara ser presidente. Hace muchísimos años y por lo tanto es mi amigo. Valoro lo que ha hecho desde que entró al Barcelona hasta que salió, y es un mundo totalmente distinto. No solo él, porque había mucha gente haciendo allí. Era su mandato. Si ves el comportamiento deportivo de Rijkaard y de Guardiola, como personas, dirigiéndose al mundo, es un lujo enorme. Si ves a un tipo como Begiristain, que es un tipo al que le admiran en todo el mundo, no solo por su conocimiento, por su actuación, su manera de ser. Para mí es lo más importante como eres. Porque fallos los hacemos todos. Pero el comportamiento que tiene toda esta gente que he nombrado antes, esa es la base del ser humano.

¿Le recomendaría que se presentara de nuevo en 2016 como Presidente?

Yo de estas cosas no tengo ni idea. Creo que hay que verlo. Para qué pensar, tardará tres años. A ver si vivo en esta época… Además no es decisión mía, es suya. Lo más importante es cómo estaba el Barcelona cuando lo cogió, todo lo que ha hecho estos años y cómo lo ha dejado.

¿Por qué usted nunca se involucró desde dentro del club? Siempre ha asesorado desde fuera, en el fichaje de Rijkaard, Guardiola...

Todo fueron decisiones de Begiristain, luego estaba yo, y también la Junta, lógicamente.

Pero nunca entró dentro. ¿Por qué?

Porque no soy una persona que funcione bien dentro de un conjunto, porque si estás en comisión lo que manda es la comisión. Yo tengo mis ideas, que es mejor imponerlas desde fuera. En el club mismo, si haces algo y lo haces mal, perjudicas al club. Los estudios, por ejemplo, muchos clubs quieren hacerlos, pero ellos no son colegios, ellos son clubes de fútbol. No hay que confundir las cosas. Se pueden hacer, pero nunca funcionan. Tienes que quedarte en tus orígenes, si son el fútbol, dedícate al fútbol. Que en el fútbol hay gente joven, sí, que tendrá que estudiar. Pero desde fuera. En el fútbol base, hoy en día es inaceptable que los chicos jóvenes no hablen inglés y español cuando salen. No hay que educar a un futbolista, educas a una persona que juega al fútbol. Es mi manera de pensar, que va más lejos de lo que es el futbolista.

¿Cómo vivió el debate sobre el estilo del Barça con el Tata?

El problema es que estuve viajando muchísimo y si estás fuera no hay diarios de aquí. Es difícil contestar porque no tengo la base. No he estado en un solo partido, solo he visto los resúmenes, pero no sé cómo juegan.

¿El Madrid tampoco lo ha visto?

No, estuve en Suiza mucho tiempo y allí no veía los partidos. Es difícil dar opinión. Una opinión son los resultados. El Barcelona ha ganado ocho y ha empatado uno, y eso es un rendimiento enorme. El Madrid empezó mal y ahora está mejor. Pero no les he visto jugar.

El Barça tiene una línea y el Madrid va buscando esta línea…

R.- El Madrid va a la suya, lo que han hecho este año también lo hicieron el año pasado, fichando gente y a ver. En ese sentido tengo pensamientos diferentes en muchos sentidos. Comprar un jugador por este dinero, es muchísimo dinero en primer lugar, y pone en problemas al chico porque nunca será valorado normal.

Se refiere a Bale…

Sí, pero antes de él era otro, el sistema es el mismo. Tendrá muchas dificultades y no es justo. Es un jugador que me gusta bastante, sano de cabeza, pero intenta quedarte sano si te pasa eso. Además las opiniones de los “sabios” de los programas, que es un desastre, es absurdo, se crea un “tutti-frutti” que para el chico será un problema.

¿Continúa pensando que era un riesgo poner en el mismo vestuario a Neymar y Messi?

Hace poco vi un Turquía-Holanda. Holanda ganó, pero los turcos eran bastante buenos futbolistas. Uno juega en el Atlético de Madrid. Y funcionan en equipo. Si ves a Neymar dices, es un grandísimo jugador, nadie lo duda. Pero hay muchos grandes jugadores que hay que cuadrar dentro de un estilo. A mí no me gusta hablar después, me gusta hablar antes, porque las decisiones se toman antes. Como Ibrahimovic, que es un grandísimo jugador y lo demuestra allí dónde va, pero aquí no cabía. El problema es el poco conocimiento de la mayoría de gente que opina del fútbol pero no sabe de fútbol. Todos tenemos carné de conducir pero no podemos participar el la Fórmula 1, aunque se parece, hay cuatro ruedas, hay motor...

Usted no ha visto partidos del Barça, pero parece que Neymar y Messi pueden entenderse…

Es muy pronto, no lo han fichado por un mes, lo han fichado por años.

El lunes hará 40 años que jugó el primer partido con el Barça, contra el Granada. ¿Qué recuerda?

Era mi primer partido, ya llevaba aquí un mes y medio. Era la época de Franco. No todo era tan vistoso como hoy en día. Además los reglamentos no se podían entender. Había cosas absurdas, que se han corregido.

¿Es cierto que el Madrid lo quería fichar?

Sí, el Ajax era un equipo puntero y el Madrid estaba interesado. El Ajax estaba interesado en el Madrid porque en aquella época era más importante es Europa que el Barcelona.

¿Por qué quería venir al Barça?

 Primero porque ya había estado aquí. Segundo porque el primer entrenador que tuve era muy amigo mío, y luego vino Michels, que ya había trabajado con él en el Ajax. Eramos conocidos.

El Barça pagó 120 millones de pesetas…

Yo de esto no tengo ni idea. Esto nunca me interesó demasiado.

¿Cómo recuerda sus cinco temporadas en el Barça?

Gané una Copa del Rey, porque como extranjero no podía jugar la Copa del Generalísimo. Era una época de Transición, de muchas cosas, un desmadre. El primer año que vine aquí ganamos la Liga. No había televisión. Hoy con la tele todo el mundo puede verlo todo, hay más honestidad y trasparencia que antes.

¿Le hacían tantas faltas como a Neymar?

Hacían faltas, quizás un año sancionaban más, otro menos. El Barcelona en esta época hizo algo que no se había hecho nunca, sin perder ningún partido ganamos la Liga. Más elogios aquí es más desprestigio allá. Siempre es lo mismo. También tiene mucha influencia la manera de pensar de aquí. Cuando volví como entrenador tenía esta experiencia como jugador y podía cambiar las cosas porque sentías lo que había. El éxito como entrenador tiene que basarse en las experiencias como jugador. Quizás en aquella época hubo menos títulos, pero los recuperé como entrenador.

¿Usted está de acuerdo con cómo lo define Valdano (en una entrevista anterior)?

Valdano es muy observador, ha jugado y ha pasado por todas las fases también. Conoce el club por dentro, cómo funciona. En aquella época pasaron muchas cosas, cambio de Franco al Rey, de un presidente del Barça a otro… Yo era un holandés con libertad de pensamiento en todos los sentidos, y eso lo llevé también como entrenador.

¿En el Barça actual de qué jugaría?

Depende de la edad, de joven era más punta, después más organizadora. Lo más importante es marcar el tiempo del partido, así que imagino que en el medio campo. Porque el ritmo del partido es de lo más importante que hay. Aumentar, bajar, presionar, todo esto hay momentos. Hay que verlo todo, hay que ver a todos los jugadores y cada día. El fútbol se hace con los ojos y se usan los pies.

¿Habría jugado de titular?

Normalmente siempre hubiera sido titular en todos los equipos del mundo. Pero si en una época has sido de los mejores del mundo, ahora no lo serás, porque la época ha cambiado.

¿Dónde aprendió a jugar?

La calle es una de las maneras de aprender a jugar más importantes. La calle te enseña a no caer, porque hace daño. Te enseña una técnica rápida y un control rapidísimo porque sino uno más grande se choca contigo y ya estás otra vez en el suelo. Para evitar el dolor hay que tener una técnica rapidísima. El control y el pase tienen que ser casi en un toque, y después desaparecer. Hoy en día en el futbol se ve que los más pequeños siempre tienen más técnica. En el Barcelona hay pocos que son muy grandes, y técnicamente son muy buenos.

¿Cree que como entrenador puso una semilla y ahora hemos visto la flor, sobre todo con Guardiola?

Sí, por un lado sí. Un título más o menos da igual, pero ves que lo que has sembrado, Guardiola, Sergi… son entrenadores. A todos estos chicos les he pasado el amor por el deporte. Estoy muy orgulloso de este tipo de gente, Laudrup, Koeman, Rijkaard… Para mí es lo que he sembrado. Nunca los ves recriminando, son un ejemplo para la juventud.

¿Ya sabía que Guardiola seguiría este camino? Porque podríamos decir que el discípulo ha superado al maestro.

Sí, pero yo veo más la persona, su conducta, la manera de exponerse. Es el hombre que millones de personas admiran, ven lo que dice, su comportamiento. Era un jugador con cualidades pero con dificultades.

Tiene buena pinta el Bayern…

Ya la tenía antes. La grandeza de Guardiola es que no quiere cambiar nada, que quiere añadir algo. Esta es la confusión de la mayor parte de la gente. Guardiola tiene tanta inteligencia que no va a tocar nunca lo que está bien.

Comentarios

Comentarios no disponibles