"En el Rayo se equivocaron, puedo tener hueco en Primera"

ALCORCÓN | PACHECO

"En el Rayo se equivocaron, puedo tener hueco en Primera"

"En el Rayo se equivocaron, puedo tener hueco en Primera"

JESUS ALVAREZ ORIHUELA

El jugador de 22 años ha concedido una entrevista a la página web de su club, donde afirma que su estancia en el Alcorcón es una forma de reivindicarse.

Dani Pacheco, delantero del Alcorcón, declaró que lo pasó "mal" durante su estancia en el Rayo Vallecano hace dos temporadas, aseguró que en el club madrileño "se equivocaron" con él, y dijo estar centrado en hacerlo bien con su nuevo equipo para demostrar que puede tener "hueco" en Primera.

Pacheco, de 22 años, jugó en el Rayo Vallecano cedido una temporada, la 2011/2012, tras varios años en Inglaterra en las filas del Liverpool y el Norwich City. "Tenía muchas ganas de volver a España y además pensé que era el momento justo de hacerlo, pero por desgracia no tuve ninguna oportunidad a nivel deportivo y no jugué un solo partido de titular. Lo pasé mal, pero también aprendí mucho de esta situación", dijo Pacheco sobre su paso por el Rayo dirigido por José Ramón Sandoval.

El futbolista malagueño, que llegó al Alcorcón el pasado mes de agosto, reconoce que su nueva aventura profesional en un club de Segunda se la toma para reivindicarse como un jugador que puede tener cabida en Primera División. "Quiero luchar por jugar la promoción de ascenso y, a nivel personal, jugar todos los minutos posibles y trabajar a tope para demostrar que el año en el Rayo se equivocaron conmigo y que soy un futbolista que puede tener hueco en Primera División", manifestó.

"Lo mejor hasta ahora es el gran recibimiento del vestuario. Es un grupo humano espectacular, la gente está muy unida y estoy creo que es una de las claves del éxito de este equipo", dijo Pacheco, en una entrevista publicada en la web oficial del Alcorcón.

Pacheco, natural del pueblo de Pizarra, recordó sus inicios como futbolista cuando tenía solo nueve años y fue fichado por el Málaga. "Se armó algo de revuelo porque hasta ese momento nadie del pueblo había jugado en el equipo de la capital. Ahí empecé a aprender y, sobre todo, a disfrutar, que es lo que hay que hacer a estas edades", confesó Pacheco, quién a los doce años puso rumbo al Barcelona, dónde permanecería cuatro temporadas.

"Me ficharon tras verme en un torneo en Andalucía con la selección española sub'12. La oferta fue irrechazable y no me lo pensé, ya que era una gran oportunidad", dijo el jugador, que comentó que el cambio de una ciudad por otra no fue duro. "Me adapté muy rápido porque el Barcelona tiene una infraestructura perfecta para los jóvenes y hace que te sientas como en tu propia casa. Con esa edad es cuando empiezas a madurar como persona y cuando aprendes de verdad los conceptos futbolísticos, por lo que es una etapa que recuerdo mucho y de la que me siento muy orgulloso", señaló.

Con dieciséis años, el técnico español Rafa Benítez le convenció de que se fuera con él al Liverpool inglés, dónde no tuvo la continuidad deseada. "Benítez me comentó que tenían mucha confianza en mis posibilidades y que si estaba decidido sería un paso muy importante en mi carrera, por lo que no tuve duda. El Liverpool es un equipo que tiene una grandísima infraestructura y un método muy bueno para los jóvenes, por el que vives con una familia de allí para tener una mejor adaptación. Yo tuve mucha suerte y me tocó una familia excepcional que me trató como si fuese un hijo más", recordó.

"Allí tuve la suerte de entrenar con el primer equipo al lado de grandísimos futbolistas como Fernando Torres, Xabi Alonso o Javier Mascherano, por lo que para mí, cada día era una nueva alegría. Pude disfrutar de una nueva cultura, seguí madurando a nivel personal y deportivo y aprendí muchas cosas", comentó.

Con el conjunto británico llegó a debutar en la Liga de Campeones frente a la Fiorentina italiana, una experiencia "inolvidable". "Fue en un partido de fase de grupos y entré en la convocatoria el mismo día del partido en sustitución de un compañero que se lesionó. Fue un momento inolvidable porque además coincidió con la visita de mi familia. Jugué media hora y disfruté muchísimo. Se me hizo muy corto y encima estuve a punto de marcar gol. Fue un día inolvidable", comentó.

Comentarios

Comentarios no disponibles