Temas del día

Pedro resuelve en Vallecas

1P

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Rayo

    Trashorras

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Rayo

    Baena

Gol
  • Gol del Barcelona

    Marca: Pedro

Tarjeta Amarilla
  • Tarjeta Amarilla para el Barcelona

    Adriano

2P

Cambio
  • Cambio en el Rayo

    Sale: Tito

    Entra: Nacho

Cambio
  • Cambio en el Rayo

    Sale: Perea

    Entra: Adri Embarba

Cambio
  • Cambio en el Rayo

    Sale: Jonathan Viera

    Entra: Larrivey

Gol
  • Gol del Barcelona

    Marca: Pedro

Gol
  • Gol del Barcelona

    Marca: Pedro

Gol
  • Gol del Barcelona

    Marca: Cesc

Cambio
  • Cambio en el Barcelona

    Sale: Pedro

    Entra: Iniesta

Cambio
  • Cambio en el Barcelona

    Sale: Xavi

    Entra: Jonathan

EXTRA

RAYO VALLECANO 0 - BARCELONA 4

Pedro resuelve en Vallecas

Pedro resuelve en Vallecas

Zipi

EFE

El canario logra su primer 'hat-trick' en un partido en el que el Barcelona sufrió en el primer tiempo y acabó goleando. Valdés, otra vez estelar, paró un penalti a Trashorras.

Asentado en el estado de forma descomunal de Valdés, armado por la calidad de Messi y definido por el oportunismo de Pedro, el Barça liquidó lo de Vallecas con un 0-4 que le permite ganar crédito (y puntos) mientras el equipo blaugrana sigue buscando qué quiere ser de mayor.

Para el aficionado culé, ver los partidos del Barcelona esta temporada está suponiendo un ejercicio extraño. No se acostumbra el pueblo culé a esas posesiones cortas y a ver como su portero es más decisivo en 45 minutos ante cualquier rival que durante tres años en la Champions. La posesión de pelota ha dejado de ser un dato definitivo para ser una anécdota. Tanto es así que ayer el Barça ganó por 0-4 perdiendo por primera vez en cinco años en la estadística de la posesión de balón, que se fue por 51 a 49 a favor del Rayo. Eso no pasaba desde el siete de mayo de 2008, cuando el Barça salió escaldado del Bernabéu por 4-1 (de hecho ya compareció abochornado por el pasillo que tuvo que hacer al equipo campeón). Desde ese día han pasado 315 partidos con la posesión a favor. Algunos de esos partidos son el 4-0 en Múnich y el 0-3 del Bayern en el Camp Nou. Por tanto, parecería demasiado melodramático organizar un cirio en torno a una estadística que hace un lustro no se contemplaba. Una pamplina.

Volvamos al resultado. El Barça ganó 0-4 porque Valdés paró lo que tenía que parar (y mucho más) en los momentos clave; Pedro enchufó lo que tenía que enchufar y Messi, sin ver puerta, volvió a demostrar que es el mejor jugador del mundo. Y todo eso con un colegiado que vino a compensar lo de Muñiz del otro día. Si ante el Sevilla el Barça se vio claramente beneficiado, ayer, Clos Gómez permitió que Baena se sintiera Charles Bronson en el Justiciero de la Ciudad y encima señaló un penalty contra el Barcelona que únicamente marca aquella gente que tiene muchas ganas de salir en los diarios.

Sería injusto seguir esta crónica sin hacer mención al planteamiento de Paco Jémez al frente del Rayo Vallecano. Muchos dicen que un equipo como el Rayo cava su tumba al elegir jugar bien. Hay que ser un cavernícola y un clasista de tomo y lomo para negarle el mérito al Rayo. Cada día tiene menos, pero cada día juegan mejor.

A los dos minutos y medio, Valdés ya tuvo que lucirse al estilo Banks ante un remate de los locales, que jamás claudicaron ni tiraron un mal pelotazo. Únicamente, Baena y sus cuentas pendientes desentonan en ese equipo. El resto, es admirable.

Como indica el dato de posesión, que apunta a histriónico tema de debate a lo largo de la semana, el Rayo tuvo al Barça sometido al intercambio de golpes. Y como es lógico, el Barça les ganó el combate por goleada. A la que Messi se activó, habilitó a Pedro que definió las jugadas estratosféricas del argentino. Neymar, en cambio, lo intentaba, pero le falló siempre la ejecución. Aún así, jamás se puso nervioso y fue generoso en las asistencias. Y por si fallaba algo, allí estaba un gigantesco Víctor Valdés.

En la segunda parte, un Barça mucho más pausado y con más control del juego acabó por descoser al Rayo y cerrar la goleada con Cesc completando el hat trick de Pedro. Y con Valdés, haciendo un paradón ene el descuento. Se pierde la posesión, pero se ganan partidos.

Comentarios

Comentarios no disponibles