El perfil

Héctor Hernández: El ariete que desea honrar a su abuelo

Héctor Hernández: El ariete que desea honrar a su abuelo

Rechazó la Premier, al Real Madrid y jugar con el primer equipo de Las Palmas para golear tres años con el Atlético, club del que era hincha y del que le hablaba su abuelo Ceferino.

Ni los delanteros más voraces pueden soñar con una hazaña semejante a la que Héctor Hernández (Las Palmas, 1995) logró el domingo. En su segundo partido con el Atleti B, saltó al campo en el 83' y sólo necesitó nueve minutos para redondear un fugaz hat-trick que ha levantado gran expectación.

Héctor era la joya más prometedora de la cantera de Las Palmas, que lo captó del Huracán con once años. El club insular le ofreció jugar con el primer equipo este año y sus agentes manejaban ofertas de la Premier o el Real Madrid, pero el ariete ya había elegido firmar tres años por el Atlético, club del que era aficionado y del que le hablaba mucho su abuelo Ceferino, ya fallecido.

Tras marcar 24 goles con el equipo juvenil, tuvo una salida tormentosa. Le apartaron del equipo y el presidente le atacó públicamente. Finalmente, hubo acuerdo: 250.000 euros, 750.000 más si debuta con el primer equipo, el amistoso en el que Villa marcó su primer gol y un 10% de un futuro traspaso.

Al ser menor de edad duerme en la residencia del club, ya que sus padres y sus tres hermanos permanecen en Canarias. Humilde e introvertido, futbolísticamente es un delantero rematador, letal en la definición, con gran capacidad de trabajo, rápido aprendizaje y prometedor futuro. Además, es "altamente competitivo, siempre aparece en los momentos decisivos". En cadetes, decidió con otro hat-trick la final regional ante el Tenerife.

Estar concentrado con la Selección Sub-19 le ha impedido ser titular de momento. Su objetivo es marcar muchos goles para aspirar al primer equipo. Allí le espera Villa, a quien no podía dejar de mirar la primera vez que se ejercitó con él.