Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

Versión oficial 91 millones; pero en Inglaterra hablan de 101

El precio del fichaje

Versión oficial 91 millones; pero en Inglaterra hablan de 101

Versión oficial 91 millones; pero en Inglaterra hablan de 101

REUTERS

Lucha de 90 días por el traspaso: Levy pidió hasta 120 millones de euros por él. La clave está en que Bale tenía la promesa de salir si traía una oferta de más de 80 millones.

El precio del traspaso de Bale ha sido uno de los principales motivos de controversia entre el Madrid y el Tottenham en estos 90 días de culebrón. Según la versión blanca, ha costado 91 millones (sería el segundo fichaje más caro en la historia madridista tras Cristiano), pero desde Inglaterra apuntan varias fuentes de la negociación que ha costado 101 (87 millones de libras).

Para entender este baile de números hay que remontarse al inicio de las negociaciones. En un principio, la salida de Gareth Bale del Tottenham se basaba en la promesa de Levy al propio futbolista. Le dijo la temporada pasada que le dejaría salir en caso de que el equipo no se clasificara para la Champions y que recibiera una oferta superior a los 80 millones de euros.

Daniel Levy empezó un tira y afloja en el que, tras alcanzar un acuerdo verbal, siempre acababa exigiendo más dinero. El primer pacto fue de 120 millones, en donde el Madrid ponía 95 millones en cash e incluía a Coentrao (valorado por el Madrid en 25 millones) porque Di María se negaba a entrar en la operación. Pero Levy reculó: no tasaba al portugués en más de 15 millones. Ante la negativa blanca de meter en la operación a Jesé o Morata, el Tottenham pidió entonces 120 millones en cash...

Reacción. Mientras, el vestuario blanco empezó a mostrar su malestar por esas cifras galácticas que convertirían a Bale en el fichaje más caro de la historia del fútbol. A partir de ese momento, desde las oficinas del Bernabéu tuvieron especial diligencia en explicar a los medios que la última oferta madridista fue de 90 millones. Ni un euro más, y seis millones más barato que Cristiano. En Inglaterra, al mismo tiempo, aseguraban que la operación se cerraba en 100 millones de euros. En apenas unos días, el fichaje rebajó su precio en 30 millones de euros, según la versión procedente de Concha Espina, o en 20, versión inglesa.

Comentarios

Comentarios no disponibles