Neymar debuta sin victoria

LECHIA 2 - BARCELONA 2

Neymar debuta sin victoria

Neymar debuta sin victoria

JANEK SKARZYNSKI

AFP

Jugó los últimos doce minutos y sufrió la dureza del Lechia. Los polacos se adelantaron dos veces en el marcador. Sergi Roberto y Messi marcaron los goles del Barcelona
Angers-PSG

Al Barça pudo salirle caro, carísimo, eso de quedar bien con los aficionados del Lechia Gdansk. Para compensar la anulación del partido de la semana pasada, el club hizo viajar a Neymar. Con 2-2 en el marcador y a falta de 10 minutos para el final, Roura llamó al brasileño. No para jugar junto a Messi. Ni siquiera para sustituirlo (no fuera caso que alguien hiciera la lectura maligna del cambio). Lo hizo salir por Alexis y lo dejó solo ante el peligro. Y nunca mejor dicho. Como si de una presa se tratara, la zaga polaca persiguió por todos los rincones del campo a Neymar, que en los 10 minutitos que estuvo sobre el terreno de juego fue al suelo en varias ocasiones y acabó desesperado reclamando más protección al árbitro. Así las cosas, entre lo poco que lo puso Roura y lo mucho que le pegaron, el crack brasileño apenas pudo brillar.

Al margen de Neymar, lo de ayer en Polonia pues fue un trámite. La lógica impone no sacar demasiadas conclusiones de un partido de pretemporada. Menos aún si un equipo está mucho más rodado que el otro, como fue el caso. Y ya ni digamos si media plantilla (vamos, los buenos) se ha quedado en Barcelona.

El Barça se fue con un empate de Gdansk y sensaciones encontradas. Que lo del central, por ejemplo, urge. Bartra sufrió más de lo necesario ante una delantera que tampoco era nada del otro jueves. Que en Sergi Roberto hay un gran centrocampista capaz de asumir el papel de Thiago. Que Alexis sigue siendo un querer y no poder constante. Que Messi siempre aparece. Que las jugadas a balón parado siguen siendo una asignatura pendiente.

Así llegó el primer gol del Lechia: de córner. Matsui lo botó y Bienluk lo remató saltando más que Bartra y Sergi Roberto. Luego empataría este último tras una buena carrera por la banda de Montoya. El lateral dio la de cal en esa jugada y la de arena en la del segundo gol local. Se durmió, le robaron la cartera y Grzelczak puso el 2-1. Pero Messi siempre está de guardia. Suyo fue el 2-2, que llegó justo antes de que se abriera la veda con Neymar.

 

Comentarios

Comentarios no disponibles