Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

Laporta: "Rosell representa el pasado oscuro, no tiene dignidad"

BARCELONA

Laporta: "Rosell representa el pasado oscuro, no tiene dignidad"

Laporta: "Rosell representa el pasado oscuro, no tiene dignidad"

FERNANDO ZUERAS

"Es un acomplejado sin cultura democrática", dijo de su sucesor. Y también arremetió contra Núñez: "Casi no se le entiende cuando habla y chochea". Defendió a Martino.

Barcelona

Nada hacía sospechar que la matinal acabaría en tormenta. La causa era tan noble como la presentación de la estupenda revista Líbero editada por dos damnificados del cierre traidor de Público como Oscar Abbou-Kassem y Diego Barcala. El marco era perfecto (la librería +Bernat), la presentadora Rut Vilar, insuperable, y el invitado, Joan Laporta, de campanillas. Apuntaba a mañana hablando de batallitas. Que si en el Passeig de Sant Joan los niños aún podían jugar a fútbol hace 30 años, que si Cruyff cambió la mentalidad de un país, que si patatín, que si patatán. Hasta que en el turno de preguntas, a Laporta se le encendió la mirada, sacó el jabalí que lleva dentro y arremetió contra lo que considera que es la regresión que está viviendo el Barça. Hasta las señoras que al fondo de la cafetería-librería tomaban su cortado hablando del yerno prestaron atención.

“Un pasado oscuro”. Para Laporta, el período de Rosell al frente del Barça supone regresar a “un pasado oscuro. Representa el neonuñismo. Está enfrentado a Cruyff, a Guardiola y a mí y lo hace a través de los boletines oficiales del club, Mundo Deportivo y La Vanguardia, y en general todo el grupo Godó”. Sin papel, sin freno y en bajada, prosiguió: “Rosell es un acomplejado sin ninguna cultura democrática, que dice medias verdades y que se basa en la escuela de su gurú”. Para los no iniciados, el tal Gurú, es José Luis Núñez, que también cobró.

Núñez, condenado en firme a seis años de cárcel por fraude fiscal, criticó hace poco la gestión económica de Laporta diciendo que era digna de ser denunciada. La respuesta del último presidente fue brutal: “Fueron unas declaraciones patéticas, de alguien al que no se le entiende cuando habla, alguien que chochea (en catalán ‘no hi toca’) y que se desacredita solo”. Dicho esto, Laporta se mostró de acuerdo con el fichaje de Martino y los de Líbero fliparon en colores.

Comentarios

Comentarios no disponibles