Competición
  • Tour Francia
  • Europa League
  • International Champions Cup
Tour Francia
Toulouse - Bagnères de Bigorre
Corredor Tiempo
Simon Yates 04:57:53
Peio Bilbao +00:00:00
Gregor Mühlberger +00:00:00
Europa League
International Champions Cup

"Antes de la prórroga se notaba que íbamos a ganar la Copa"

ATLÉTICO DE MADRID | SIMEONE

"Antes de la prórroga se notaba que íbamos a ganar la Copa"

"Antes de la prórroga se notaba que íbamos a ganar la Copa"

PEPE ANDRES

"Les dije a los jugadores que estábamos mejor que el Madrid, cada vez más fuertes y que confiasen en mí", comenta en una entrevista en el periódico Olé.

Buenos Aires

-Pasó la final con el Chelsea, por la Supercopa de Europa...

-Sí

-Pasó la final de Copa del Rey contra el Real Madrid...

-Sí.

-¿Y ahora?

Diego Simeone acaba de salir del gimnasio. Tiene el pelo húmedo, más largó de lo que marca su look tradicional. Lo acompaña su hijo Giovanni, el mas grande de los tres, el prometedor delantero de la Quinta y la Reserva de River. Falta poco más de una hora para ir a buscar al más pequeño a la escuela y es el momento de beber un refresco para reponer las energías. "¿Y ahora?", pregunta en voz alta. "Ahora quiero que el equipo siga en la misma línea. Buscamos continuar siendo competitivos internamente, eso nos va a generar ser competitivos hacia afuera. Mejorar. Y olvidarnos un poco de lo que hizo el equipo en este último tiempo. Sería peligroso detenerse a mirar lo que hicimos y hacemos".

-¿Por qué olvidar? Suena hasta injusto, Cholo.

-Cuando nos hablaban sobre los números que habíamos marcado, los partidos invictos en la Europa League, la cantidad de partidos de local que ganamos... Los momentos que uno transcurre, los tiene que vivir. Pero no tienes que detenerte a mirar lo que estás haciendo. ¿Por qué? Porque estamos en el camino aún. Va a ser bueno cuando no estemos más en el Atlético de Madrid. Hoy me lo prohíbo a mi mismo e intento transmitirle a los chicos que tenemos que seguir como equipo mirando el día a día.

-Bielsa sostiene que después de alcanzar un objetivo, de un momento de éxito, hay una gran sensación de vacío. Cuando derrotaste al Real Madrid, ¿lo sentiste?

-Sí, eso existe, porque hay mucho esfuerzo para lograr el objetivo y para tener a los jugadores en su plenitud. Cuando llegas a ese momento, me pasó en Estudiantes, te dices "¿cuándo voy a llegar otra vez a tener al equipo en ese estado tan emocionante de ver?". Y es real. Contra el Madrid, por ejemplo, en la final de Copa del Rey, terminó el partido y lo primero que me salió fue quedarme en el banquillo.

-...

-Me quedé en el banco, quieto. Por la presión, la responsabilidad, el peso de la historia que teníamos contra el Real Madrid, te genera un estado raro, difícil de explicar, pero cuando el árbitro pito el final del partido, me quedé en un silencio interno.

-¿Fue lo más grande que lograste como entrenador?

-Por el rival, se engrandece todo lo que se logró. Cortamos 44 partidos invictos que tenía el Real Madrid de local, eso genera un estado de emoción que se ve en la gente. Vas por Madrid y a la gente del Atléti la reconoces en seguida, porque está contenta. Los hinchas mismos del Madrid nos felicitaban por la calle...

-¿Qué les dijistes antes de la prórroga, en esa mini charla técnica?

-Que estábamos mejor que ellos, cada vez más fuerte y se lo dije, "¡estamos mejor que ellos!", que confIasen en mí. Había una transmisión de energía en el grupo, lo sentías. Y en el ambiente se notaba que lo íbamos a ganar, que el rival tenía miedo a perder... Lo percibes.

-Un instante de tanto estrés, como esa charla técnica, ¿lo padeces? ¿Lo disfrutas?

-Es el mejor momento. Ante la presión tan alta, me siento libre, cómodo, me siento en mi mundo. Esos momentos de tanta presión me exaltan.

-Todo bien, pero ante tanta presión, ¿no explotas? ¿No te hace mal? ¿Cómo desconectas?

-Salgo a correr: parezco Forres Gump. Normalmente corro 10 u 11 kilómetros diarios, cuatro veces a la semana, como mínimo. ¿En qué momento me siento conmigo mismo? Cuando corro. Me siento libre, no hablo con nadie, sólo conmigo mismo. A veces voy al cine, pero el cine tiene un momento que a veces la película es mala. Y cuando la película es mala, ahí me empiezan a pasar los jugadores o los dirigentes por la pantalla, jaja. Me engancho con las series.

-¿Y cómo te mentalizas para enfrentarte al Barcelona en la Supercopa de España?

-Ahora tenemos la Supercopa española, obviamente difícil. Son dos partidos, es más difícil que una final. Porque un partido es más seco, más directo, más concreto. Tendremos que trabajar en consecuencia a lo que pase en el primer partido en el Calderón.

-Encima, contra Messi y Neymar. ¿Cómo reaccionaste cuando te enteraste del fichaje del brasileño?

-El año pasado, hasta febrero, estuvimos cerca del Barcelona. En diciembre, llegamos a jugar contra ellos estando tres o cuatro puntos abajo. Preparamos un partido genial: en el primer tiempo ganábamos 1 a 0, Falcao pega una pelota en el palo para el 2 a 0, tuvimos otro mano a mano, pero en el final del primer tiempo apareció un gol de Adriano, uno de Busquets y la diferencia en la segunda parte, en un partido tan largo, fue evidente. Después del partido, por la bronca que uno tiene en la competencia, lo primero que me salió fue que el campeonato español era aburrido.

-¿Te equivocaste?

-Por ahí me equivoque, porque no es aburrida... del tercero para abajo. Pero fíjate que en este campeonato hicimos 76 puntos y salimos terceros y no te dan ningún trofeo, eh, porque aspiras a salir campeón. Según las estadísticas, sobre 16 torneos, con 76 puntos... ¡hubiéramos ganado 11!. Entonces dicess, ¿qué tengo que hacer? Es muy difícil. Tienen a Messi, ganastan 50 millones en Neymar, obviamente que a la gente no le importa y quiere que les ganes... Van a pasar varios años para ver a otro equipo campeón que no sea el Real Madrid o el Barcelona. Es irreal, hoy te digo que es casi imposible.

-En una liga bipartidista, ¿se puede cortar la hegemonía del Barsa y del Madrid?

-Nosotros la pudimos cortarla desde otro lugar.

-¿Desde qué lugar?

-En el último año y medio ganamos la Europa League, la Copa del Rey y la Supercopa de Europa. Para el Atlético de Madrid, como institución, es muy bueno. Con mucho respeto y con mucha humildad, logramos meternos en el medio de ellos. Pero no bien le ganas al Real Madrid, te dicen "y ahora, ¡a por la Liga!". Y yo les digo que no, que eso es mentira: es muy difícil en un torneo de 38 jornadas competir contra equipos que son superiores desde lo deportivo y desde los nombres, futbolísticamente hablando, porque tienen más herramientas y más argumentos para tantos partidos. Si fuese como en la Liga argentina, en seis meses, se puede pelear.

-¿Cómo reemplazas a un Falcao?

-Buscando no reemplazarlo con otro igual. Como rematador, es el mejor del mundo. El que venga será un delantero con historial de goles detrás. Buscaremos en él otras características que nos potencien, otras virtudes. Fácil no es.

-¿Te sigues preparando? ¿Cómo haces para no mirarte tu propio ombligo?

-No me detengo a mirar lo que estamos haciendo. Mi fortaleza y la que intentamos sostener es no salirnos del día a día. Pongo un objetivo diario. Mi único objetivo es ganar, a los jugadores les digo "yo no tengo compromisos con nadie".

-¿Te sientes mejor entrenador?

-Vamos creciendo, pero desde la experiencia, no desde el ganar. Un entrenador crece con lo que le va pasando, con el trato con distintos jugadores, distintas ligas, pudiendo ver otras cosas. Te da más argumentos.

-¿Te proyectas para la Seleccion?

-Ese lugar es para la gente que tiene experiencia. No hay paso por gente que le va bien, por un buen pasar solamente o dos o tres años de resultados. No puedes llegar con pruebas, con ideas, tienes que llegar con un historial, con un sostén, con la jerarquía que te da la edad y con conocimiento. Quiero que me pase en ese momento.

-¿Miras fútbol argentino por televisión?

-Sí, miro. Hay buenas apariciones. La de este chico, Correa, es interesante, la de Vietto sigue siendo muy buena, me pone contento porque lo vimos en 15 minutos de entrenamiento y Zubeldía le pudo dar la confianza. Debutó con nosotros. Vemos en Lanús un equipo que quiere jugar bien. Martino, lo que te decía, le fue bien en Paraguay, le va bien en Newell's, son tipos que tienen historia. No es casualidad que le vaya bien a Troglio en Gimnasia, hay un tema de pertenencia que te genera una energía diferente. Ni es casualidad que Newell's salga campeón con Martino luego de pelear el descenso, o que llegue Ramón Díaz a River y salga segundo. Guardiola en el Barcelona, mi caso en el Atlético. Responde a la energía que te crea el ambiente. Mourinho, fue a todos lados y le fue bien.

-¿Cómo impactó en Europa el descenso de Independiente?

-Difícil. No es bueno como no fue bueno el descenso de River, el de Racing o el de San Lorenzo. No es bueno. Lo miro desde afuera y el fútbol argentino necesita de los equipos grandes.

-¿Cómo convivís con la distancia, con tener lejos a tus hijos, tu gente?

-Es duro. Tenemos una relación con Carolina que es muy buena y eso nos genera que estemos bien con los chicos. Y al mismo tiempo, con el vivir nos damos cuenta que la calidad es mejor que la cantidad. Sin estar, soy un padre presente. Y ellos son hijos presentes. No es fácil el día a día, no estás en los detalles menores, pero ellos saben que levantan un teléfono y para las decisiones importantes, siempre estamos.

-¿A cualquier hora?

-No, a las tres de la madrugada no los atiendo, jaja. Siempre hablo con ellos, por ejemplo antes de los partidos. Cuando los jugadores se van a hacer el calentamiento, yo hablo con mis hijos y es otro cable a la tierra para mí. Me ven caminando hablando "¿cómo te fue en el colegio?", je, me desenchufo del partido.

-¿Son críticos tus hijos?

-El otro día, estaba en la COPE, en una entrevista, y los enganchan a mis hijos por teléfono. Hablo con los dos más grandes y cuando le pasan al más chico, le digo "flaco, mirá que estás en la radio, cuidado con lo que dices que te está escuchando un montón de gente". Y le pregunté: "¿Cómo ves al equipo?". Y mi hijo hace una pausa y me dice... "Y pá, hay que mejorar, eh", jaja. ¡Habíamos ganado la Supercopa de Europa!

-¿Te salva el Skype?

-Sí, pero lo sigo viendo frío. Estás detrás de un aparato, te ves, pero a la gente no la puedes tocar. A veces, si hay parón de selecciones, me vengo dos días, veo la alegría de mis hijos y vale la pena el esfuerzo.

-¿Qué opinas de la mini gira del Atleti en Argentina y Chile?

-El año pasado nos fue muy bien en Colombia, nos fue muy bien desde lo deportivo y económico y esta vez eligieron Argentina para venir y espero que salga todo bien. Será fenomenal enfrentar a Estudiantes, porque es todavía hoy, con el Atlético del primer semestre de la temporada, el equipo que más puede reflejar lo que siento por el fútbol".

Comentarios

Comentarios no disponibles