Competición
  • Clasificación Eurocopa

El fútbol español rinde un emotivo homenaje a Jarque

HOMENAJE A JARQUE

El fútbol español rinde un emotivo homenaje a Jarque

El fútbol español rinde un emotivo homenaje a Jarque

Alejandro García

EFE

Las estrellas de la Liga, jugadores del Espanyol, de la Selección y antiguos futbolistas blanquiazules firmaron un emotivo empate en el homenaje a Jarque.

Barcelona

El mundo, cuando menos el futbolístico, se detuvo anoche en el minuto 21 del homenaje a Dani Jarque en Cornellà-El Prat. El partido, entre el Espanyol de ayer y hoy y un combinado de estrellas de la Liga y la Selección, se interrumpió. Y Martina entró en el césped, en brazos de su abuelo José Luis Jarque, acompañado éste por su esposa Silvia y por Jéssica, la viuda de Dani.

Martina es la hija del malogrado futbolista —nacida en septiembre de 2009, mes y medio después de la defunción del eterno capitán perico—, que ya había realizado el saque de honor y que acabó por recibir una sentidísima ovación de 18.310 pares de palmas en Cornellà-El Prat. La pequeña sintió el cariño que el mundo del fútbol le profesa a su progenitor, Dani, en una velada estelar, entrañable y repleta de emociones, que se coronó tras el partido con el aria Nessun Dorma de Puccini interpretada por Sislena, una jovencísima soprano, de 15 años, que erizó la piel a todos.

Por un lado, jugaron futbolistas que han marcado la historia reciente del Espanyol, como Tamudo, De la Peña, Luis García o Coro, además de los actuales (si bien algunos reforzaron al rival). Por otro, héroes de las grandes gestas internacionales como Iniesta —padrino del homenaje—, Xavi, Mata, Busquests, Cesc, Cazorla, Silva... En los banquillos, Aguirre con Bartolomé Márquez y Valverde junto a Pochettino. Y en la grada, conviviendo por igual, aficionados con camisetas de Espanyol, Barça y Real Madrid, de Betis y de Sevilla.

El partido fue por encima de todo amistoso, en el que todos los minutos fueron el 21, en que no se distinguen colores, bandos ni rivalidades. No en vano, Jarque estimaba la amistad como un tesoro y anoche consiguió que sus valores sobrevolasen Cornellà-El Prat. El colofón, de hecho, se produjo cuando en el 87’ entraron a jugar con el combinado de estrellas sus amigos de la infancia, del barrio de Ciudad Cooperativa, y uno de ellos (Cristian Guzmán) anotó el 4-4 final.

Como rezaba la camiseta que se destapó Iniesta en el momento más glorioso del fútbol español, Jarque siempre estará con nosotros. Y así será mientras viva uno solo de los presentes en su homenaje.

Comentarios

Comentarios no disponibles