Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Huesca Huesca HUE

-

Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

Serie A
Liga Holandesa
Waalwijk Waalwijk WAA

-

Ajax Ajax AA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

Mourinho está provocando para quedarse con mayores poderes

Real Madrid

Mourinho está provocando para quedarse con mayores poderes

Mourinho está provocando para quedarse con mayores poderes

Duncan Castles hace una interpretación de las últimas apariciones de Mou, explicando que deja una puerta abierta a su continuidad si se modifican estructuras del club...

José Mourinho está ofreciendo al Real Madrid la última oportunidad para retenerle. El preparador portugués, ganador de dos Ligas de campeones, quiere que el club se "limpie" de una serie de problemas estructurales que han obstaculizado seriamente sus esfuerzos para conseguir la Décima. Si el club se anima a enfrentarse a su realidad y corregir esas trabas, Mourinho continuaría en el Real Madrid.

Durante la última semana y tras la eliminación de las semifinales de la Champions, Mourinho ha realizado a propósito una serie de ruedas de conferencia incendiarias. Aunque sus críticas hacia el capitán, Casillas, el central Pepe, y los medios de comunicación españoles han sido descritas como un intento de forzar su salida del club y aprovechar la situación para aterrizar en la Premier, la estrategia del portugués no es tan unidimensional.

"José está haciendo lo que debe para limpiar la institución", afirma una fuente cercana al preparador. "Lo está enseñando todo, mostrándolo todo, ahora está todo encima de la mesa y dejará que el Madrid tome una decisión: ¿quieren arreglar lo que les ha impedido alcanzar las máximas cotas año tras año, o quieren continuar como están, con personas que se creen que son más importantes que el club?".

Mourinho, que nunca fue recibido bien por la Prensa española, ha sido objeto de una serie de críticas virulentas por considerar que está realizando un ataque frontal contra el club en los últimos días. Pero si se escucha lo que dice, sus declaraciones parten de su honesto análisis del club. Cuando habla de Casillas y Diego López, su decisión es deportiva: prefiere un portero que salga mejor con los pies y domine el juegue aéreo mejor que Iker. Es difícil que ambos puedan seguir trabajando juntos. Las declaraciones de Pepe se explican por la ascensión de Varane. Por otro lado, alejó a la Prensa porque los medios no llevan bien que se critique a sus jugadores favoritos.

Tras acabar con la era victoriosa de Pep Guardiola, en su segunda temporada con la Liga de los récords y reestablecer al Madrid como un equipo potente en Europa, tras seis años sin ni siquiera unos cuartos de final, Mourinho confía claramente en poder conseguir la Décima si la directiva le apoya con las reformas que pretende. Si no obtiene ese respaldo, se irá.

Se dirá que la estrategia de Mourinho es egoísta. Pero analícenlo de otro modo: no es que quiere hacer en el club lo que le dé la gana. Lo que José está diciendo tanto al Madrid como a su afición es que la institución no conseguirá maximizar su potencial hasta que los problemas estructurales existentes que está poniendo encima de la mesa sean corregidos. Como siempre, su ambición es obtener éxito en el campo.

Los cambios son de tal calibre y la oposición tan radical que su marcha sigue siendo la salida más lógica de esta crisis. El exentrenador del Chelsea ha mencionado a menudo su deseo de regresar a la liga inglesa y tiene un buen número de razones personales para hacerlo: su familia ya ha decidido marcharse a Londres. Pero de momento no hay acuerdo total con el Chelsea: el mayor obstáculo es la autoridad que le ofrecerá Abramovich. En el entorno de Mourinho se sigue hablando de una cláusula de rescisión de 40 millones de euros que necesitará negociarse si finalmente el futuro de Mourinho está lejos del Bernabéu.

Comentarios

Comentarios no disponibles