Una dorsalgia obliga a Puñal a retirarse del entrenamiento

OSASUNA

Una dorsalgia obliga a Puñal a retirarse del entrenamiento

Una dorsalgia obliga a Puñal a retirarse del entrenamiento

Diario As

El capitán se retiró del entrenamiento tras un mal gesto en un ejercicio de regate y disparo a puerta. El centrocampista Loé también abandonó por un cuadro gastrointestinal.

El capitán de Osasuna Patxi Puñal se ha retirado hoy del entrenamiento por una dorsalgia producida en uno de los ejercicios preparados por el técnico, José Luis Mendilibar.

Puñal ha sentido dolor en el dorsal tras un mal gesto en un ejercicio de regate y disparo a puerta y ha abandonado el entrenamiento en compañía del jefe de los servicios médicos del club, Patxi Cipriáin.

El club ha comunicado que Puñal sufre una dorsalgia y que habrá que esperar al miércoles a una próxima valoración, día en el que la plantilla regresará al trabajo para preparar el encuentro del sábado en Málaga.

El centrocampista francés Raoul Loé también ha causado baja en la sesión de hoy en las instalaciones de Tajonar por un cuadro gastrointestinal, mientras que el ghanés Anthony Annan continúa ejercitándose en solitario por una lesión de tobillo.

Rubén: "Tenemos que jugar en Málaga como si no hubiera un mañana"

El jugador de Osasuna Rubén González ha manifestado hoy que deben jugar el sábado en Málaga "como si no hubiera un mañana, como si no hubiera más oportunidades", después de la ocasión perdida ayer al caer en casa ante el Espanyol.

A pesar de que Osasuna tiene cinco puntos de ventaja sobre el descenso perdió ayer una gran oportunidad para encaminarse hacia la permanencia, pero no supo aprovechar los malos resultados de los rivales directos al encadenar su tercera derrota consecutiva en el estadio Reyno de Navarra.

Rubén ha afirmado que Osasuna no debe pensar si le beneficia o no que el Málaga siga vivo en la Liga de Campeones y ha subrayado que los ''rojillos'' tienen que jugar el sábado en La Rosaleda "como si no hubiera un mañana".

"Hay que jugar cada partido como si fuera el último", ha dicho el central gallego, quien ha apelado a las señas de identidad propias de Osasuna para asegurar el objetivo de la permanencia.

"La base a la que aferrarnos y la que tenemos que utilizar para conseguir el objetivo es el compromiso, agresividad, compañerismo, fe, fuerza... Lo que representa Osasuna y ha representado durante toda la historia", ha explicado.

Ha admitido que los puntos perdidos en casa obligan al equipo "a ganar fuera", pero ha destacado que "hay que levantarse, ser hombres" y sumar "mínimo 10 puntos más" independientemente de si se consiguen en el Reyno de Navarra o lejos de Pamplona.

Rubén ha reconocido que la derrota contra el Espanyol les dejó la sensación de no haber dado "un salto importante" para la permanencia y ha señalado que "fue más demérito" de Osasuna que mérito del equipo catalán. Ha subrayado que por esta derrota "no deben saltar todas las alarmas", porque "igual que se pasa de la euforia al pesimismo en una semana, se pasa del pesimismo a la euforia".

"La gente evidentemente puede estar triste, desencantada, pero desde aquí decirles que vamos a pelear como perros y sacarlo adelante. Ha sido un traspiés como hemos tenido a lo largo de la temporada y los hemos superado", ha indicado.

"Estamos a falta de 8 partidos a 5 del descenso. Seguramente hace dos meses firmaríamos esta situación, pero ahora que estamos aquí queremos más, pero tenemos que trabajarlo en el campo, no pedirlo aquí", ha finalizado.

Comentarios

Comentarios no disponibles