El Deportivo mantiene la fe

MALLORCA 2 - DEPORTIVO 3

El Deportivo mantiene la fe

El Deportivo mantiene la fe

MONTSERRAT T DIEZ

EFE

Partido emocionante entre los dos últimos de la Liga. Víctor adelantó al Mallorca, Sílvio, Marchena y Riki remontaron para el Depor y Nsue puso el 2-3 definitivo.

El Depor dio un golpe sobre la mesa en Son Moix ante un rival directo. Fue su primera victoria fuera de la temporada y le sirve para meterse de lleno en la lucha por la permanencia que hasta hace poco parecía imposible. El artífice de esta nueva fe se llama Fernando Vázquez, que ha dotado a los suyos de una convicción tal que en Palma les permitió hasta remontar el gol inicial de Víctor.

La victoria no saca al Depor de colista, pero lo deja a un punto de Celta y Mallorca, y con el golaverage a favor ante ambos. La siguiente meta es el Zaragoza, que está a cuatro, marca la salvación y será el siguiente visitante de Riazor.

Y eso que la tarde no pudo empezar mejor para el Mallorca. Estadio lleno, público volcado y gol a los 19 minutos con la fortuna, que siempre importa, de cara. Un flojo disparo de Víctor desde la frontal tras un error de Marchena tocó en el tacón de Silvio, descolocó a Aranzubía y llevó el delirio a la grada. Con suerte o sin ella, era justo, porque los locales, conducidos por la electricidad de Giovani, salieron mucho más metidos al partido.

El Depor acusó el golpe, pero Silvio compensó su mala suerte anterior con un golazo. Conducción desde la banda, eslalon de calidad y derechazo con rosca que hizo inútil la estirada de Aouate. El gol despertó y espoleó al Depor, que se olvidó de la condición de colista y su angustiosa situación para poco a poco hacerse dueño del partido. Para poco a poco creer que era posible.

Pizzi tuvo la primera llave a la media hora, pero se topó con Aouate. Fernando Vázquez tuvo que esperar a la segunda parte para que comenzase el festín blanquiazul. La euforia se abrió a balón parado, con un dominio total en el juego. Pizzi sacó una falta lateral, Abel Aguilar prolongó, Aythami volvió a tocarla y Marchena remachó a placer en el palo contrario.

La remontada elevó la autoestima del Depor hasta el cielo y hundió al Mallorca en el infierno. Los coruñeses se hicieron amos y señores del partido con el control de Valerón, Juan Domínguez y Abel Aguilar. El tercero llegó tras una excelente jugada de Pizzi que merecía premio, aunque no fue para el portugués, sino para un Riki que ya lleva doce goles y no para de subir su cotización.

El castigo pudo ser mayor, pero el trabajo de Manzano también está dejando impronta y un gol ilegal de Nsue hizo soñar a un Mallorca tocado y al que ahora le espera el Barça.

Comentarios

Comentarios no disponibles