Puyol se opera de una rodilla y puede decir adiós a la campaña

BARCELONA

Puyol se opera de una rodilla y puede decir adiós a la campaña

Puyol se opera de una rodilla y puede decir adiós a la campaña

Se sometió a una artroscopia en la clínica Quirón de Barcelona. Le intervino el doctor Cugat. De momento, se pierde los dos partidos de cuartos ante el PSG.

En medio de un secretismo impropio de una entidad como el Barcelona, Carles Puyol se ha sometido a una artroscopia por sorpresa en la rodilla. Dentro de la bunquerización y el secreto absoluto que rodea a los servicios médicos del club, falta conocer el período de convalecencia y los partidos que se perderá el central. De momento, parece seguro que no estará para ninguno de los dos encuentros de cuartos de final de la Champions League ante el París Saint-Germain.

Los rumores sobre el estado físico de Puyol fueron una constante, pero el club se remitió a un escueto “no se puede comentar nada” que no hizo más que encender las alarmas. Las fuentes más fiables, fuera del club, por supuesto, indicaban que el jugador se iba a someter a una revisión que podía derivar en una artroscopia. No obstante, a última hora los sucesos se precipitaron y pasadas las nueve de la noche, TV3 anunció que el jugador estaba siendo intervenido en la Clínica Quirón de Barcelona por el doctor Ramón Cugat.

La artroscopia es una intervención quirúrgica en la que se abre la rodilla para poder hacer un diagnóstico de la dolencia que arrastra el paciente. Muchas veces, lo que empieza con artroscopia acaba con una operación, aunque también puede ser una intervención más ligera de limpieza de adherencias. Evidentemente, no se espera que el Barça diga nada al respecto.

Puyol andaba preocupado la última semana porque no habían desaparecido las molestias de rodilla que en mayo pasado le obligaron a pasar por el quirófano y que le obligaron a perderse la Eurocopa y a trabajar en la pretemporada a diferente ritmo respecto al resto de compañeros.

Ante el silencio administrativo del Barcelona, fue Vicente del Bosque el que dio una idea de la gravedad de la situación cuando explicó que el central de La Pobla muy a pesar suyo no podría estar en los dos partidos en los que la Selección Española se juega buena parte de sus opciones de clasificarse directamente para el Mundial de Brasil ante Finlandia y Francia.

La decisión de no llamar a Puyol cayó por sorpresa porque nadie en el Barcelona había informado de que el capitán barcelonista tenía molestia alguna. “Él quería venir, pero hemos creído conveniente dejarle fuera porque no está en las mejores condiciones. No está seguro”, explicó sucintamente el seleccionador español ante la extrañeza por la no inclusión del defensa catalán en la lista de España. Mientras tanto, en el Barça aseguraban que no había nada que comentar. Pues menos mal.

Comentarios

Comentarios no disponibles